«

»

Jun 22 2006

Imprimir esta Entrada

Estados intersexuales I: conceptos

estados intersexuales

Normalmente, basta con mirar a una persona a la cara o a su cuerpo, para saber si es hombre o mujer. Es algo que solemos tener tan claro que casi nunca nos paramos a pensar mucho en ello. ¿Pero qué ocurriría si la persona es genéticamente un hombre, pero física y psicológicamente una mujer? ¿O cómo definiríamos a una persona que genéticamente es tanto hombre, como mujer y tiene las características mezcladas de ambos sexos? Bienvenido al confuso mundo de los estados intersexuales.

El sexo de una persona no es algo tan simple como el aspecto sexual externo que se posea, es un ámbito muy amplio, sólo que a veces tiende a olvidarse y simplificarse ya que lo frecuente es que todo el conjunto suela ir acorde con este aspecto. Actualmente hay una serie de ámbitos que definen ese conjunto y que cada uno definirá, en mayor o menor medida, la identidad sexual de cada uno. Es decir, la conciencia de pertenecer a un sexo determinado.

-Sexo Genético o Cromosómico. Aquel que viene determinado por los genes de nuestros cromosomas (XX o XY normalmente).
-Sexo Gonadal. Ovarios, testículos o, en situaciones excepcionales, ovotestis.
-Sexo Genital. Aparato reproductor masculino o femenino, sin tener en cuenta las gónadas.
-Sexo Hormonal. Aquel que determina de forma muy importante la apariencia sexual.
-Sexo Legal. Sexo con el que está inscrito: Varón o Mujer.
-Sexo Psicosocial. Comportamiento sexual de la propia persona y de la relación de ésta con los de su alrededor.

Evidentemente, de ahí quién menos importancia va a tener va a ser el sexo legal. Unos papeles, por muy legales que sean, no definen tu sexo. Sin embargo, si tiene cierta importancia porque puede influir en el sexo psicosocial. Aunque lo normal es que lo segundo influya sobre lo primero.

Hermafrodito

Como he dicho anteriormente, solemos simplificar a la hora de definir el sexo de una persona porque lo frecuente es que ese conjunto tienda hacia un mismo sexo. Cuando eso no ocurre, nos encontramos ante un estado intersexual. Antes de que se definieran los estados intersexuales, se denominaban hermafroditismos, pero éstos atienden más al aspecto biológico que a todo el conjunto y por eso se utilizan todavía en medicina.

Como tantas otras cosas, el término de hermafroditismo viene de la mitología griega: Hermafrodito era el hijo de Hermes y Afrodita. Una ninfa llamada Salmácide se enamoró locamente de él, pero éste no le correspondía. Un día, la desesperación de Salmácide le llevó a arrastrar al fondo de un lago a Hermafrodito mientras lo abrazaba. Al tiempo que ambos caían lentamente en las profundidades, Salmácide rezó con todas sus fuerzas para que los dioses jamás permitieran que sus dos cuerpos se separaran. De esa forma, se fundieron en un único cuerpo, con ambos sexos.

Debido a que se pueden dar muchas combinaciones entre los elementos que definen el sexo, existirán también muchos tipos de estados intersexuales. Sin embargo, biológicamente hablando sólo hay un estado intersexual completo: El hermafroditismo Verdadero, único y exclusivo de quimeras humanas (Que desarrollaré como un anexo de las quimeras, paciencia, no queda mucho).

Quitando este tipo de hermafroditismo todos los demás no serán completos. Por esa razón se le llama pseudohermafroditismos o hermafroditismos no verdaderos. Al igual que ocurre con las pseudociencias, que simulan ser ciencias pero son un simple engaño (Como Cuarto Milenio para más Señas).

Enlace permanente a este artículo: http://medtempus.com/archives/estados-intersexuales-i-conceptos/

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Mikel de Tellagorri

    Bien, excelente entrada. Una parecida tenía yo en el congelador… 😉 Tocas varios temas que me parecen interesantes: en Sexología utilizamos el concepto de “sexo” para referirnos fundamentalmente al hecho de ser hombre o mujer, no a los genitales solamente, dado que nuestro cuerpo esta sexuado en masculino o femenino (habitualmente, más de uno que de otro). Gregorio Marañón fué de los primeros en acuñar el término intersexualidad pero no para describir estados patológicos sino a ésa construcción dentro del continuo que va de lo masculino a lo femenino. Esto, como muy bien sabes, se refiere al hecho de que en el proceso de sexuación se van utilizando “ladrillos” de uno y otro lado. Es cierto que en algunas ocasiones éste proceso falla, en alguno de los niveles, con lo que aparecen ésas “variedades” en la expresión sexual (p.ej Síndrome de insensibilidad androgénica, por déficit de 5-alfa-reductasa, Síndrome de Turner, etc). Y éstas deficiencias en la andrización o en la ginización son más o menos patológicas o más o menos “incapacitantes” (entre comillas por que según para qué). Lo dicho, muy interesante. Un saludo.

  2. Illaq

    Muy buen artículo (casi “como de costumbre”), informativo , corto y claro. “Urgen los siguientes”… Saludos.

  3. Shora

    Mikel, una pregunta. Cuando hay un problema en la adquisición de la identidad sexual durante la niñez y al final esa persona decide empezar un tratamiento para ajustarse al sexo del que realmente se siente. ¿Quién valora eso? ¿Son los sexólogos o cualquier psicólogo clínico puede dar el visto bueno?

    Illaq: El próximo no tardará mucho. De hecho pensaba ponerlo todo junto, primera y segunda parte. Pero me salió demasiado largo y preferí fraccionar información.

  4. Treiral_

    Que buen timing, anoche (entre birra y birra de las hogueras de san juan) un amigo me comentó que el ultimo que habian puesto de house en cuatro era el de la paciento (o el pacienta, como prefieras)

  5. Shora

    Ha sido un timming a propósito 😉

    Estaba reservando la entrada (la continuación de ésta) para cuando ya lo dieran en la cuatro y así no fastidiara el secreto del capítulo xD

  6. Lynx

    Otro artículo buenísimo, estoy deseando ver la continuación (y la de quimeras). Por cierto, que temas como los de las quimeras los has explicado tú mejor que mis profesores, y no sabes qué bien me están viniendo los posts para el examen de Genética XD

  7. R.Mármol

    Ah, bien. Ya venía yo a preguntar si había sido inspirada la entrada por el último capítulo de House.

    Y qué puñeteros que son los dioses griegos. Hacerle eso al niño. 😛

  8. kenneth

    Yo siempre digo que ninguno de los componentes sexuales como: cromosomas,gonadas, niveles hormonales etc.. incluyendo los genitales, ninguno de estos componentes es tan importante como lo es el sexo cerebral, que es donde se encuentra el verdadero sexo de la persona pues es alli donde se dearrolla la identidad de genero. asi que si se siente mujer pues ya esta es una mujer.

Los comentarios han sido desactivados.

Leer entrada anterior
punto ciego
¿Quieres descubrir tus puntos ciegos?

Todos aquellos que tengan el carnet sabrán que al conducir un coche nos encontramos con una serie de ángulos muertos...

Cerrar