«

»

Sep 30 2006

Imprimir esta Entrada

No hay enfermedades, sino enfermos

Uno de los principios más importantes de la medicina:

“No hay enfermedades, sino enfermos.”

Gregorio Marañón. (1887-1960) Médico, científico, historiador, escritor y pensador español.

PD: Comienzo hoy una nueva sección del blog: Citas o frases célebres referidas al mundillo médico. Tenía ganas desde hace tiempo de ir poniéndolas pero no sé por qué razón no lo he hecho hasta ahora. Seguramente sea por la pereza.

Enlace permanente a este artículo: http://medtempus.com/archives/enfermedades/

12 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Mikel de Tellagorri

    Jé, había leído “No hay enfermedades sino enfermeros” 😛 Lo que no es del todo erróneo…

  2. Shora

    Mikel:

    Sí, no es del todo erróneo. Hace unas decadas puede que sí, pero ya no xD

    Resu: Sí, los homeópatas hacen también uso de esa frase, pero con un sentido completamente diferente al médico.

  3. Treiral_

    Prefiero la cita de House:
    – No tratamos enfermos, sino enfermedades.
    xD

  4. Resu

    ¿eso no es lo que dicen los homeopatas?

  5. Resu

    ¿y cual es el sentido médico?. El charlat… digo homeopata creo que lo entiendo, pero no se que otro sentido se le encuentra

  6. tazzie

    Esa frase es célebre, pero la dijo un gran médico español, el Dr. Gregorio Marañón, que al márgen de ser médico también era literato.

    Te añado siempre se lo decía a sus “pupilos”, para que no se confiasen en que dos pacientes tuvieran por los síntomas la misma enfermedad, posiblemente fuera así, pero el ser humano cada uno reaccionamos de manera diferente ante una enfermedad. Alguien con 38º de fiebre puede reaccionar de forma más grave, que otro paciente con la misma temperatura. Supuestamente ámbos, tienen la misma sintomatología, pero no reaccionan lo mismo.

    Un saludo,

  7. Shora

    Resu: El sentido médico es que cada enfermo manifiesta su enfermedad de forma muy individualizada. No hay dos personas que sufran una misma enfermedad de igual forma, cada uno posee unos síntomas y signos característicos. Y por ello el tratamiento tiene que ser también individualizado. De hecho, la “enfermedad” en general, sin individualizar, que aparece en los libros, rara vez se encuentra como tal en las personas (cuando ocurre se las llama como “casos de libro”) sino que hay variaciones.

    Treiral_: House es misántropo y no tiene en cuenta a las personas, así que no cuenta xD

    Tazzie: Tienes razón, la frase es de Marañón. La he oído muchas veces pero no acertaban a decir quién era el autor. Ahora lo corrijo.

  8. Bettycarol

    Hola

    Hace bastante que paso por aquí pero esta es la primera vez que dejo mensaje.

    Yo estoy en cuarto año de Medicina en Argentina, y mi jefa de trabajos prácticos SIEMPRE nos repite esa frase. Es fantástica y es lo más lindo de esta carrera, sino sería todo un algoritmo.

  9. Azuara

    Me ha gustado 🙂 En un principio la interpreté desde un punto de vista más humanista, no hay conceptos sino personas… Pero me quedo también con la versión científica y los pocos “casos de libro”

    Bonita sección esta de las frases

  10. Resu

    Shora: ok.. comprendido 😀

  11. JV

    saludos.
    yo opto por la frase:

    la enfermedad es simplemente una ausencia de salud.

    O tambien:

    somos lo que comemos.

    Saludos.

  12. Shora

    Discrepo de esas dos frases:

    “la enfermedad es simplemente una ausencia de salud.”

    Hay enfermedades en las que no hay ausencia de salud, mira por ejemplo algunas personas con SIDA no manifiestan síntomas ni signos.

    “somos lo que comemos.”

    Eso es falso, en todo caso, “En parte, somos lo que comemos” y en el sentido más puramente bioquímico de la frase. Digo que en parte porque muchas estructuras de nuestro cuerpo no se renuevan y están presentes desde el nacimiento. Ahí valdría más la frase “Smos lo que comemos y lo que comió nuestra madre” xD

Los comentarios han sido desactivados.

Leer entrada anterior
Descontrolate
Descontrólate: Las variadas formas del control excesivo

Hace unos días que he terminado de leer ¡Descontrólate!. Me lo regalaron hace un tiempo a cambio de hacerle una...

Cerrar