¿Qué bicho me ha picado?: Chupadores de sangre

Colaboración con eldiario.es

Calor verano

Con el verano, las posibilidades de que recibamos picaduras y mordeduras de insectos se multiplican considerablemente. El buen tiempo y las vacaciones animan a salir al exterior, disfrutando (o sufriendo) la naturaleza con prendas cortas y ligeras, muchas veces descalzos y en bañador. Este comportamiento ofrece en bandeja nuestra piel a todos aquellos insectos que buscan alimentarse de nuestra sangre y que suelen ser más abundantes y activos durante esta época del año.

En ocasiones, cuando nos pican o nos muerden, no nos damos cuenta de qué animal ha sido el responsable, ya sea porque no lo llegamos a ver en ese momento o porque solo nos damos cuenta de que nos han picado o mordido horas después, cuando la inflamación, el picor y/o el dolor hacen acto de presencia. Durante estos instantes es cuando muchos se preguntan «¿qué bicho me ha picado?». En este artículo vamos a describir las lesiones típicas que dejan los bichos chupadores de sangre más frecuentes en España para poder salir de dudas sobre a quién culpar de la desgracia y aplicar el mejor tratamiento en cada caso.

 

Seguir leyendo en: ¿Qué bicho me ha picado?: Chupadores de sangre

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/que-bicho-me-ha-picado-chupadores-de-sangre/

¿Por qué la divulgación médica y científica y la publicidad encubierta son incompatibles?

Fuente: http://taxcredits.net/

Las redes sociales han permitido la democratización no solo de la información, sino también de la publicidad. Potencialmente, cualquier persona puede convertirse en un altavoz publicitario, aunque son las figuras públicas o «influencers» las que reciben la mayor atención por parte de las empresas que buscan darse a conocer a los consumidores. Dentro de las diferentes estrategias publicitarias hay todo rango de prácticas que van desde las que son totalmente éticas hasta las que claramente no lo son y, además, son ilegales.

Con el auge del fenómeno influencer ha surgido con fuerza una modalidad poco o nada ética de publicidad en redes como Twitter, Instagram o Facebook: la publicidad encubierta. Se trata de pagar a personas destacadas para promocionar ciertos productos sin que en ningún momento se diga de forma explícita que sus contenidos son publicitarios. No se trata solo de que la ética brille por su ausencia, por la falta de transparencia hacia la audiencia, sino que también es una práctica ilegal que puede llevar a cuantiosas multas. Como explica Pepo Jiménez en Voz Pópuli:

Seguir leyendo

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/por-que-la-divulgacion-medica-y-cientifica-y-la-publicidad-encubierta-son-incompatibles/

La visión médica del cannabis

Colaboración con eldiario.es

Marihuana

La planta Cannabis sativa es una vieja conocida del ser humano. Un libro chino publicado en el año 100 recogía supuestas propiedades medicinales del cannabis que se remontan hasta al año 2.727 a. C. En este texto, el emperador chino Shen-Nung promulgaba con entusiasmo los beneficios terapéuticos del cannabis como si se tratara de un antiguo bálsamo de Fierabrás. Aconsejaba el uso medicinal del cannabis para nada menos que más de 100 enfermedades diferentes (desde el estreñimiento hasta la gota, pasando por la malaria y el reumatismo).

Con el paso de miles de años, este vegetal fue distribuyéndose desde el lejano oriente hasta el resto del mundo. En la actualidad, el cannabis (más conocido como marihuana) es la droga psicoactiva ilegal más extendida del mundo para fines mayoritariamente recreativos y, en mucha menor medida, para fines terapéuticos. De hecho, en una reciente encuesta llevada a cabo en nuestro país, uno de cada tres españoles reconocía haber probado la marihuana al menos alguna vez en la vida. Según otra encuesta del Ministerio de Sanidad, un 7,3% de los españoles declaraba haber consumido marihuana en el último mes. Además, el Observatorio Español del Cannabis Medicinal estimaba que entre 50.000 y 100.000 de los consumidores lo son por fines terapéuticos.

 

Seguir leyendo en: La visión médica del cannabis

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/la-vision-medica-del-cannabis/

Los tres mayores patinazos del ecologismo sobre la salud humana (II): de espaldas a la biología

Colaboración con eldiario.es

Cultivos

En la primera parte de esta serie de artículos, «Los tres mayores patinazos del ecologismo sobre la salud humana (I): de espaldas a la física», nos centrábamos en la demonización que han realizado diversas organizaciones ecologistas de las radiaciones electromagnéticas no ionizantes de los teléfonos móviles y wifi. Se explicaba, además, por qué no existe ningún estudio que haya demostrado efectos perjudiciales de estas radiaciones sobre la salud humana.

En esta segunda entrega nos centramos en uno de los grandes caballos de batalla ideológicos del ecologismo: los transgénicos y las modernas técnicas de modificación genética como CRISPR/Cas9. Como incidía en el artículo anterior, sabiendo el gran beneficio que puede aportar el ecologismo al mundo y a los seres humanos y conociendo los grandes retos ambientales a los que nos enfrentamos en la actualidad, resulta deplorable que multitud de organizaciones ecologistas inviertan tiempo y dinero en medidas alejadas de la ciencia para espantar fantasmas que no existen. Las modernas herramientas biotecnológicas para la mejora de los alimentos han sido uno de los principales fantasmas de un ecologismo que no entiende o no quiere entender en qué consisten y cuáles son sus verdaderos riesgos.

 

Seguir leyendo en: Los tres mayores patinazos del ecologismo sobre la salud humana (II): de espaldas a la biología

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/los-tres-mayores-patinazos-del-ecologismo-sobre-la-salud-humana-ii-de-espaldas-a-la-biologia/

A vueltas con el café, ¿es perjudicial para la salud cardiovascular?

Colaboración con eldiario.es

Café

Dennis Tang

Tras el agua, la bebida más consumida en todo el mundo es el café. Su notable popularidad y los evidentes efectos fisiológicos que desencadena en las personas son dos razones de peso que han llevado a los investigadores y autoridades sanitarias a preguntarse desde hace más de medio siglo si es, en realidad, amigo o enemigo. En otras palabras, si es perjudicial o beneficioso para nuestra salud y a qué dosis.

Para tal fin, miles de estudios han evaluado los efectos de esta estimulante bebida en infinidad de ámbitos como el cáncer, la esperanza de vida, la concentración mental, el crecimiento, la enfermedad del Párkinson, la osteoporosis, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares… Sí, esta bebida rica en cafeína es tan popular en la vida cotidiana como en el ámbito científico. De hecho, el café, junto con el té, ocupa el podio de las bebidas más escudriñadas por la ciencia.

En las últimas décadas, diferentes estudios científicos han arrojado ciertas sospechas sobre que el consumo de café podría incrementar el riesgo de enfermedades cardiovasculares al aumentar la rigidez de las arterias. Un estudio epidemiológico publicado en el New England Journal of Medicine en el año 1973 y realizado sobre más de 12.000 pacientes encontró que el grupo de personas que bebían de una a cinco tazas de café al día tenían un riesgo incrementado de ataques al corazón del 60% y este riesgo se incrementaba a un 120% para el grupo que bebía seis o más tazas de café al día. Otro estudio epidemiológico, realizado por la Escuela de Medicina Johns Hopkins y publicado en 1985, realizó un seguimiento durante 38 años a más de 1.000 estudiantes de medicina. Los resultados mostraban que aquellos que bebían cinco o más tazas de café al día tenían 2,8 veces más riesgo de padecer problemas cardíacos que aquellos que no consumían café.

 

Seguir leyendo en: A vueltas con el café, ¿es perjudicial para la salud cardiovascular?

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/a-vueltas-con-el-cafe-es-perjudicial-para-la-salud-cardiovascular/

La absurda historia del ibuprofeno de 600 mg y el paracetamol de 1 g

Colaboración con eldiario.es

Paracetamol

Los seres humanos somos seres de costumbres, independientemente de que estas costumbres tengan o no sentido. La farmacia no se trata precisamente de una excepción a este comportamiento. Las personas recurren a ciertos tratamientos farmacológicos porque «siempre se ha hecho así», sin que la absoluta mayoría de las veces tengan la oportunidad de saber si existe una razón justificada detrás. Simplemente se asume, pues bastante locos están ya los tiempos como para dudar de cada acción que tomamos. Ni siquiera muchos médicos y farmacéuticos se libran de la maldición de la rutina: la fuerza de la costumbre es poderosa y la inercia muy cómoda.

El ibuprofeno (600 mg) y el paracetamol (1 g) son los protagonistas de esta historia absurda que nos ilustra más sobre la naturaleza humana que sobre la farmacología. La última entrega de este relato sinsentido se origina y llega a los focos mediáticos por la entrada en vigor del Sistema Español de Verificación del Medicamento (SEVeM) en febrero. Este sistema supone un reforzado control de la administración de medicamentos en la farmacia, lo que obliga, entre otras cosas, a dejar de hacer la vista gorda con la dispensación de fármacos sujetos a prescripción médica (es decir, que necesitan receta).

Durante muchísimo tiempo, las farmacias han vendido medicamentos que legalmente necesitaban receta sin solicitarlas. En ese sentido, entre los fármacos más populares que se servían al margen de la ley se encontraban el ibuprofeno de 600 mg y el paracetamol de 1 g. Ahora, con el sistema de verificación, a las farmacias no les queda más remedio que ponerse firmes con la venta de estos medicamentos sin receta, como informaba El Confidencial.

 

Seguir leyendo en: La absurda historia del ibuprofeno de 600 mg y el paracetamol de 1 g

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/la-absurda-historia-del-ibuprofeno-de-600-mg-y-el-paracetamol-de-1-g/