Clicky

¿Qué sueñan los ciegos?

Colaboración con Hipertextual:

Soñando

La absoluta mayoría de los seres humanos soñamos cuando estamos dormidos, especialmente durante la fase REM. A pesar de lo cotidiano que es este fenómeno, lo cierto es que todavía no sabemos con certeza por qué tenemos sueños y cuál es su papel en el ser humano. El sueño, ese arte poético involuntario (como lo denominaba el filósofo Kant), es una realidad distorsionada y caótica que surge a partir de la información que captan nuestros sentidos, de nuestros recuerdos y de las experiencias a lo largo de nuestra vida, especialmente de aquellas más recientes.

De la misma forma que nuestros sentidos (la vista, el oído, el olfato, el tacto y el gusto, entre otros) influyen en la construcción de nuestro esquema mental del mundo exterior,  también determinan nuestra imaginación y nuestros sueños. Pero ¿qué ocurre cuando uno de esos sentidos no existe? ¿Cómo sueñan las personas ciegas, que carecen del sentido de la vista?

 

Seguir leyendo en: ¿Qué sueñan los ciegos?

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/que-suenan-los-ciegos/

El país de las oportunidades para arruinarse con facturas médicas

Colaboración con eldiario.es:

EE.UU. cobertura sanitaria

Un reciente estudio publicado en la revista médica del Colegio Americano de Cardiología arroja datos demoledores sobre la sanidad en Estados Unidos. Allí, como en otros muchos países occidentales (entre ellos España), la principal causa de muerte y morbilidad es la enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ECA).

La ateroesclerosis es el proceso patológico mediante el cual se depositan poco a poco lípidos y otros componentes en la pared de los vasos sanguíneos en forma de placas, provocando un estrechamiento progresivo de estos vasos. Con el tiempo, se puede producir una obstrucción total o parcial mediante estas placas y también por la formación de trombos (coágulos sanguíneos en los vasos). Como consecuencia, se desencadenan infartos cardíacosictus o una enfermedad arterial periférica.

El gasto médico asociado a la ECA en EE.UU. es especialmente costoso por su carácter crónico y por el precio de los fármacos. Se estima que el gasto anual medio es de más de 2.000 dólares por persona, siendo casi la mitad los gastos por medicamentos. Además, ni siquiera las personas con seguro sanitario se libran de las dificultades financieras por esta enfermedad, debido a los altos costes del seguro.

 

Seguir leyendo en: El país de las oportunidades para arruinarse con facturas médicas

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/el-pais-de-las-oportunidades-para-arruinarse-con-facturas-medicas/

Medicina cochina

Colaboración con El País, Materia:

Cerdos

Hace alrededor de 13.000 años que los caminos del ser humano (Homo sapiens sapiens) y el cerdo (Sus scrofa domestica) se cruzaron para no volver a separarse jamás. La domesticación del gorrino supuso todo un empuje para la supervivencia y la expansión del ser humano durante el neolítico, gracias a la versatilidad y al gran aprovechamiento de los diferentes órganos y tejidos de este animal de granja. En España existe una verdadera pasión por el cerdo y no es de extrañar que encontremos a más puercos que personas viviendo entre nuestras fronteras. Concretamente, en la actualidad hay más de 50 millones de cochinos en nuestro país.

Como reza el dicho popular, del cerdo se aprovecha todo, hasta los andares. Desde la piel hasta los huesos, existen multitud de partes del chancho y sus derivados que se emplean no sólo para carnes y embutidos, sino también para perfumes, cueros, cepillos, aceites, cosméticos, jabón, velas, fertilizantes… Y las aplicaciones no terminan ahí: múltiples tratamientos médicos también provienen del puerco. De hecho, la salud y la vida de millones de personas han estado ligadas al cerdo desde hace casi un siglo.

Seguir leyendo en: Medicina cochina 

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/medicina-cochina/

Cólico del lactante: a bebé revuelto, ganancia de embaucadores

Colaboración con eldiario.es

 

Bebé llorando

¿Qué es el cólico del lactante? Tal pregunta hoy en día es casi el equivalente a preguntar: “¿A qué huelen las nubes?”. Si es extraño preguntar a que huelen las cosas que no huelen, no menos surrealista es preguntar qué significa un diagnóstico médico que no es, en realidad, un diagnóstico médico. Básicamente, se considera que un bebé “padece” cólico del lactante cuando llora de forma intensa e incontrolada, con mucha frecuencia y durante bastante tiempo, sin que se encuentre ningún problema de salud ni causa biológica. Se sigue la “regla del tres”: llanto que dura más de tres horas al día, más de tres días a la semana y que persiste más de tres semanas. Además, el lloro debe cumplir cuatro criterios: el llanto aparece y desaparece súbitamente y sin razón aparentemente lógica, es muy intenso y con tono más alto, es imposible consolar al bebé y existe tensión (hipertonía) muscular.

Este cajón de sastre “diagnóstico”, básicamente nos dice que el bebé llora mucho y muy fuerte, pero parece que está sano, bien alimentado y no sabemos por qué lo hace. Sirve, sin embargo, para dar cierto consuelo a unos padres preocupados y desesperados que buscan una respuesta a los continuos lloros de su criatura. De hecho, se trata de uno de los motivos más frecuentes de consulta en pediatría. En realidad, el diagnóstico “cólico del lactante” no explica nada, sino que se llega a él tras descartar problemas reales de salud y se limita a etiquetar lo que le está pasando al bebé sin que nos aporte más información al respecto.

 

Seguir leyendo en: Cólico del lactante: a bebé revuelto, ganancia de embaucadores

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/colico-del-lactante-a-bebe-revuelto-ganancia-de-embaucadores/

La acción feminista médica que ha salvado a más mujeres que cualquier política de género

Colaboración con eldiario.es

Evolución de las muertes por enfermedades cardiovasculares en mujeres y en hombres en Estados Unidos desde 1979 hasta 2011

Evolución de las muertes por enfermedades cardiovasculares en mujeres y en hombres en Estados Unidos desde 1979 hasta 2011

Los seres humanos solemos ser pésimos a la hora de valorar de forma proporcionada y racional los riesgos para nuestra salud y nuestra vida. Así, los sentimientos y los prejuicios hacen que tengamos más miedo y le demos más importancia a determinadas causas de muerte que son más mediáticas e impactantes que a otras que son, objetivamente, mucho más peligrosas. Basta este ejemplo didáctico: Entre un 20 y un 30 % de la población occidental posee algún grado de miedo/preocupación por viajar en avión, mientras que para desplazarse en coche sólo alrededor de un 5 % muestra estos sentimientos.

Las estadísticas son, sin embargo, rotundas. Existen muchísimas más posibilidades de morir en un accidente en coche que en avión: concretamente, en 2013 hubo un accidente por cada 2,4 millones de vuelos. Así, las probabilidades de morir en un accidente de avión son, aproximadamente, de una entre 11 millones. En cambio, las posibilidades de morir en un accidente de coche son de una entre 5.000-7.000 (las cifras varían mucho según el país y el año).

Con el feminismo y la violencia machista ocurre algo similar. Así, por ejemplo, aunque la mayoría de las mujeres sientan miedo por una agresión sexual de un hombre desconocido, lo cierto es que la amplia mayoría de estos ataques provienen de hombres de “confianza” o conocidos (amigos, familiares, del entorno laboral o de ocio…). De hecho, en el 80 % de los casos de agresión sexual el agresor es alguien conocido por la víctima.

 

Seguir leyendo en: La acción feminista médica que ha salvado a más mujeres que cualquier política de género

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/la-accion-feminista-medica-que-ha-salvado-a-mas-mujeres-que-cualquier-politica-de-genero/

Enfermedades extremas causadas por la mente humana

Colaboración con Hipertextual:

Cerebro actividad eléctrica

En el artículo anterior, “Los enfermizos poderes de la mente humana”, explicábamos cómo la mente es capaz de desencadenar enfermedades en el ser humano, hasta el punto de causar daños en tejidos u órganos. Son los denominados trastornos somatomorfos y las enfermedades psicosomáticas. A pesar de los tabús sobre estos problemas de salud y que a menudo se tachen de “imaginarias”, estas enfermedades provocan dolores y sufrimientos muy reales.

Tan reales y extremos como los variados casos que la literatura médica ha descrito con el paso de los años. Parálisis, ceguera, anestesia, dolores insoportables… Son síntomas de pacientes en los que un fuerte escrutinio médico no aportaba ninguna explicación biológica. Sin embargo, tampoco estaban simulándolos ni haciendo teatro, los sufrían con todas sus consecuencias. De la misma forma que nuestro cerebro, al estar nerviosos, nos hace sudar o incrementar nuestra tensión arterial, o cuando estamos avergonzados podemos ruborizarnos, también puede provocar respuestas patológicas.

 

Seguir leyendo en: Enfermedades extremas causadas por la mente humana

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/enfermedades-extremas-causadas-por-la-mente-humana/