¿Por qué bostezamos?

Bebé bostezando
Bostezamos o vemos bostezar a alguien todos los días, en el metro a primera hora de la mañana, en la soporífera clase de última hora, en la reunión interminable de la tarde, nada más levantarnos… O incluso nos sorprendemos a nosotros mismos bostezando tras ver a alguien que lo estaba haciendo. Y aún con lo rutinario del fenómeno no sabemos casi nada sobre él.

Se han realizado algunas investigaciones pero lo único que se ha podido sacar a la luz han sido varias teorías que no acaban de dar una explicación coherente de este singular comportamiento. Y es que, mientras que el bostezo no se convierta en un problema, seguirá siendo investigado como una mera curiosidad. Y las curiosidades, en ciencia y más aún en medicina, suponen más gastos que beneficios económicos. Sencillamente no se ha investigado más de lo que se ha hecho hasta ahora porque no hay interés económico en ello. Es triste, pero es así, muchas de las investigaciones se mueven por dinero.

¿Qué significado y qué utilidad puede tener este fenómeno tan normal y a la vez tan desconocido para nosotros? ¿Por qué es contagioso? No es sólo en la especie humana en la que observamos esta conducta tan peculiar, en muchos animales también lo vemos (ya sean reptiles, aves o mamíferos). Pero vayamos por partes. Antes de preguntarnos por qué bostezamos deberíamos respondernos antes a otra pregunta que nos pasa desapercibida y es en qué consiste el bostezo.

Jaguar bostezando

¿Qué es el bostezo?

Todo comienza con un pequeño estímulo; ya sea por el aburrimiento, el cansancio, durante el despertar o al ver a alguien bostezar. La mayoría de bostezos ocurren al despertar o al acostarse. Pero lo que no todo el mundo sabe es que la hipoxia (la falta de oxígeno en los tejidos del cuerpo) puede desencadenar también un bostezo. Además, se sabe que los fetos de alrededor de 20 semanas de gestación ya bostezan.

Ahora mismo, gran parte de la gente que se encuentre leyendo este artículo bostezará o ya habrá bostezado y, quitando el hecho de que a alguien le pueda parecer aburrido, se deberá al simple hecho de mencionarlo. Yo he bostezado más de 5 veces al escribir el artículo (sin contar los que he hecho a propósito para analizar anatómicamente el fenómeno)…

Tras este estímulo comienza un proceso que tiene componentes voluntarios e involuntarios. Este estímulo produce una respuesta en la formación reticular, en una región inferior del cerebro, que lleva a cabo actividades inconscientes pero que a su vez se halla conectado con otras regiones del cerebro “consciente”. Actúa como un regulador de la sensibilidad y de la contracción muscular voluntaria e involuntaria, de los ciclos de vigilia y sueño, del sistema endocrino… A grandes rasgos, la formación reticular sería nuestro cerebrito inconsciente que regula gran cantidad de procesos sin darnos cuenta pero que a su vez va de la mano del cerebro consciente interrelacionándose entre ellos. Y una de las tareas de las que se encarga la formación reticular es el bostezo.

La formación reticular, junto con otras estructuras neurológicas, responden ante los estímulos anteriormente comentados con un reflejo semi-involuntario. Produce una inspiración profunda en la cual la boca se abre ampliamente, tanto, que la mandíbula baja mucho más de lo normal (¿a quién no le ha crujido alguna vez la mandíbula al bostezar?),la lengua se extiende hacia abajo y la faringe se dilata. Al mismo tiempo los ojos se cierran. Gracias a esa inspiración profunda se produce el paso de un gran volumen de aire hacia los pulmones, hasta llenarlos prácticamente al completo de aire. A los pocos segundos, se produce una espiración rápida para expulsar el aire. Todo este proceso suele durar una media de seis segundos.

En el bostezo intervienen además otras áreas como la corteza cerebral y áreas del cerebelo. Los pulmones deben estar preparados para recibir tal cantidad de aire. Por eso, el diafragma y los músculos abdominales (implicados en la respiración) están relajados mientras ello ocurre. Permiten que los pulmones puedan expandirse tranquilamente. También se sabe que la dopamina y la acetilcolina, entre otros, intervienen en el bostezo al actuar sobre el hipotálamo.

¿Por qué bostezamos?

Una amplia variedad de hipótesis se manejan para contestar a esta pregunta. Sin embargo, ninguna por sí misma aporta una respuesta completa y rotunda. Pasarán años hasta que sepamos con seguridad a qué se debe exactamente. Estas teorías son las más defendidas actualmente:

Teoría 1: Niveles bajos de oxígeno

Esta explicación es la más extendida y es la única que se explica a los estudiantes de medicina para resumir y simplificar el fenómeno (lo que estoy haciendo ahora se le podría llamar una ampliación extracurricular).

Cuando nos encontramos aletargados, aburridos o cansados, respiramos menos profundamente que de forma normal. Usamos un porcentaje pequeño de la capacidad de nuestros pulmones y, por tanto, de los alveolos (similares a sacos de aire). Estos alveolos se colapsan o retraen parcialmente cuando dejan de recibir aire (imaginemos como si fueran globos), lo que conlleva que haya un intercambio menor de oxígeno y dióxido de carbono entre la sangre y los alveolos. A la larga el cuerpo detecta estas pequeñas bajadas de oxígeno y aumentos de dióxido de carbono en sangre y responde con un bostezo. Así se expanden los alveolos, en cuestión de segundos, con una gran bocanada de aire y los niveles de estas moléculas en sangre se vuelven a estabilizar.

Sin embargo, esta teoría tiene una pega. Se detectaron fetos de doce semanas que bostezaban (movimiento de bostezo fetal) y ellos no utilizan los pulmones hasta que nacen. La forma en la que ellos obtienen el oxígeno y expulsa el dióxido de carbono es a través del cordón umbilical.

Este movimiento de bostezo fetal, en el cual la boca se encontraba ampliamente abierta, es bastante diferente a otros que podrían confundirse, como un movimiento rápido de tragar u otro más prolongado, como mantener la boca abierta durante alrededor de dos minutos.

Los que defienden esta teoría dicen que hay demasiadas variaciones en las observaciones cómo para considerarlas auténticos bostezos y que, además, los fetos retraen la lengua en lugar de extenderla, como hacen los adultos.

Teoría 2: Transición biológica del Cuerpo

Esta teoría explicaría el supuesto bostezo fetal ya que le ayudaría a mantener un equilibrio con el líquido amniótico.

En los adultos, el bostezo se produciría en la transición de un estado de alerta a uno de sueño y viceversa. No es raro comprobar como muchos deportistas antes de competiciones importantes o incluso de políticos justo antes de dar conferencias o entrevistas, bostezan. Y ni qué decir tiene lo que ocurre cuando nos vamos quedando aletargados por cualquier actividad carente de interés, el bostezo no tarda en hacer acto de presencia.

La razón de este comportamiento tendría unos orígenes evolutivos. El bostezo sería el resultado de la sincronización de nuestro comportamiento con estos cambios de alerta. Por ejemplo, tras un bostezo podemos incrementar nuestra tensión arterial y nuestra frecuencia cardiaca un 30%. De esta forma, no sólo nosotros conseguiríamos ser más conscientes de nuestro estado de alerta, sino que a su vez podríamos comunicarlo al resto del grupo con un simple gesto. Y, eso, a su vez está relacionado con el carácter contagioso de éste.

Teoría 3: Gesto de Intimidación

De las teorías mencionadas hasta ahora, esta es la menos probable. Al igual que la teoría de transición biológica tendría un significado evolutivo. El bostezo se convertiría en un acto intimidatorio al mostrar los dientes a los individuos que le rodeaban, hace miles de años. El efecto contagioso de este fenómeno vendría a ser una respuesta refleja y vestigial a la intimidación provocada. Si nos pusiéramos en situación el bostezo sería un inconsciente: “Mira qué dientes tengo” mientras que la respuesta a éste con un nuevo bostezo por parte de otro individuo significaría un inconsciente: “Mira qué dientes tengo yo también”.

Esta teoría explicaría por qué determinados animales bostezan, pero en el ser humano sería un mero reflejo vestigial (actualmente nuestros dientes distan mucho de ser intimidantes) o simplemente no tener nada que ver en ese sentido. Es difícil creer que cada vez que bostezamos estemos implícitamente intimidando o retando a los demás.

Continuará…

Enlace permanente a este artículo: https://medtempus.com/archives/%c2%bfpor-que-bostezamos-parte-i/

29 comentarios

1 ping

Ir al formulario de comentarios

    • Shora on 30 marzo, 2006 at 10:48 PM

    Enrique precisamente en la segunda parte trato de por qué es contagioso. No es que lo haya dejado de lado, es que quiero tratarlo con extensión 🙂

    • Enrique on 30 marzo, 2006 at 10:42 PM

    He leido una teoria que dice que el bostezo es contagioso para conseguir la sincronización del comportamiento del grupo o la manada, como dices en tu Teoria 2. Eso haría que cuando empiezan a cansarse los miembros de un grupo que está desarrollando alguna actividad (busqueda de alimento, por ejemplo), se contagie la sensación de cansancio al resto y el grupo se detenga a descansar. Asi no se desperdigan sus miembros, lo que los haria mas vulnerables.

    • Misslucifer on 31 marzo, 2006 at 10:42 AM

    Anda, yo siempre había oído que la 1º teoría era la única, eso es decir verdades a medias, grrr.

    Que curioso lo de que los fetos bostecen, nunca había oído una cosa así (en realidad nunca he oído mucho sobre los fetos)

    “sin contar los que he hecho a propósito para analizar anatómicamente el fenómeno” ¿Se puede bostezar intencionadamente? El gesto se puede imitar, pero… No se, a mi no me sale.

    • Treiral_ on 31 marzo, 2006 at 10:05 AM

    Pos yo no he bostezado =D
    Compartía la primera teoría, siempre que subo la cuesta que llega a mi facultad estoy falto de oxígeno y bostezo dos o tres veces hasta que me quedo normal. Pero ahora me has hecho dudar de su origen xDD espero la segunda parte! =DD

    • Su on 31 marzo, 2006 at 12:31 PM

    ayer entré en tu blog y vi al niño y al gato de la sabana bostezando y se me abrió la boca sola. Un profe de matemáticas me vacilaba porque bostezaba en clase, y me (nos) contó que sus compañeros y él bostezaban hasta que al profe se le abría la boca sola. Muy interesante, y las más creíbles me parecen la 1 y la 2 (lo digo sin rigor científico). Por cierto, cuando tienes gusilla a la hora de comer, tb se bosteza…

    • Shora on 31 marzo, 2006 at 2:18 PM

    Missluciger:

    La respiración tiene tanto un componente voluntario como involuntario. Se puede simular un bostezo muy fácilmente porque puedes contraer o relajar voluntariamente muchos de los músculos encargados de ello. Además por una serie de razones, tengo bastante control en cuanto a ejercicios respiratorios, te digo que es fácil 😛

    Su:

    Sí, a mi también me parecen más lógicas y creibles la 1 y la 2 (creo que implícitamente lo he dado entender cuando lo escribía xD)

    • vergonzoso on 31 marzo, 2006 at 5:41 AM

    He bostezado al final de teoria 2 😀

  1. A mí me explicaron la primera teoría. Aparte de situarlo en ese “saco neurológico” del sistema reticular ascendente (ahí dentro tiene que haber más núcleos o sistemas, pero todavía no los podemos identificar, seguro). Creo que el hecho de que el feto bostece no invalida la teoría. El sistema digestivo y los riñones empiezan a “funcionar” en el feto a pesar de que no es necesario. Los ojos también se mueven aunque no reciban luz. El bostezo es tan ineficaz como los movimientos peristálticos, pero eso no quiere decir que esos movimientos del tubo digestivo tengan otras funciones diferentes en el feto.
    Vamos, es mi teoría xD

    • Patxi on 31 marzo, 2006 at 8:44 PM

    Hola Shora!

    Nada más ver al niño de la foto me ha salido un bostezo, es curiosísimo.

    ¿Has visto que has sido meneada?
    Felicidades.

    https://www.meneame.net/story/por-que-bostezamos

    Patxi

    • Shora on 31 marzo, 2006 at 8:22 PM

    Umm… ummm, tu teoría tiene algunas pegas 😛 El desarrollo de los alveolos pulmonares no comienza hasta la semana 24 y sin embargo los bostezos comienzan en la 20. Luego su función no puede ser la de llevar líquido amniótico hacia ellos. Tiene que haber algo más…

    Además, tiene que tener un componente social, ya sea evolutivo, psiquico o a saber qué, el bostezo no llega a ser contagioso en el niño hasta que tiene uno o dos años…

    • Shora on 31 marzo, 2006 at 8:27 PM

    Lynx: Muchas gracias por la recomendación, me siento halagada 🙂 Pero yo soy estudiante igual que vosotros, hasta que no pasen muchos años no me sentiré con capacidades para ser profesora. Tampoco es algo que me llame, pero quién sabe, tampoco me llamaba demasiado medicina cuando entré en la carrera xD

    • Lynx on 31 marzo, 2006 at 3:00 PM

    Jeje, yo también he bostezado nada más ver la foto, y luego otras veces aunque no estaba aburrida, eh? Por cierto, no os fastidia mucho quedaros a medias en un bostezo? A mí luego ya no me sale y lo paso fatla, jaja.
    Solo conocía la primera teoría, y la verdad es que la segunda es bastante interesante (la tercera no me convence, pero después de leer en tu artículo de Hispalibertas lo de la carne de gallina en Vestigios de la Evolución, lo mismo es cierto). Estoy deseando que escribas la segunda parte porque la pregunta de por qué es contagioso me la he hecho toda la vida.
    Yo sí sabía que los fetos bostezaban, gracias al documental de “En el vientre materno”, que está genial.
    Oye, Shora, podías venirte a Cáceres a dar clase, que los alumnos agradeceríamos que nos comentaras las curiosidades de la ciencia, jeje. Por ahora me conformo con recomendar el blog a los compañeros de sufrimientos estudiantiles. Un saludo

    • irina345 on 31 marzo, 2006 at 9:58 PM

    Mi teoria puede tener pegas pero es la siguiente: La mayor parte de las veces no se realiza el bostezo al pasar de un estado de mayor actividad a uno de menor si no que bostezamos cuando empezamos a “ponernos en marcha” o intentamos evitar el quedarnos dormidos (cuando tienes sueño y no te importa quedarte dormido donde te encuentras no bostezas) por lo que creo que el bostezo es un reflejo natural para aumentar tanto nuestra frecuencia cardiaca y respiratoria como el tono muscular haciendo que el cuerpo pase a un estado de actividad mayor al que se tenia antes de bostezar.Incluso el lagrimeo que se produce muchas veces podría ser para “hidratar” el ojo antes de exponer una superficie mayor del globo ocular al ambiente exterior al párpado.

    Que os parece??

    • Shora on 1 abril, 2006 at 10:29 AM

    Patxi: Muchas gracias 🙂 Sí, me di cuenta al rato, suelo visitar menéame de vez en cuando.

    Irina345: Muchos bostezos se producen poco antes de acostarse donde no hay una intención por mantenerse despierto. Precisamente a mí siempre se me produce el lagrimeo del ojo cuando tengo unas ganas impresionantes de dormir y, sí puedo, suelo tardar poco en hacerlo.

    Clara: No, no las propuse. Están ya propuestas de hace bastante tiempo, simplemente las recogí e intenté explicarlas de la forma más comprensible posible.

    Soy estudiante de medicina y curiosa en ciencia. Aunque, si pudiera, sí me gustaría dedicarme a la investigación en un futuro.

    • Clara on 1 abril, 2006 at 1:47 AM

    muy interesante su articulo.una pregunta ud. propuso esas teorias?? es investigadora en ciencia??
    gracias saludos..

    • la Idea on 1 abril, 2006 at 11:41 AM

    Genial. Que gran descubrimiento ha sido para mi esta web (gracias a meneame).
    Por otra parte me sorprendio (y lleno de orgullo) que siendo tan joven escribas tan bien y tengas inquietudes tantas científicas.
    Ánimo!!! un beso.

    • Shora on 2 abril, 2006 at 7:41 PM

    Sí, ya lo he visto, por fin me di cuenta de la solución (me ha costado lo suyo) jeje

    • Remo on 2 abril, 2006 at 4:26 PM

    Shora, una vez más un soberbio artículo. Ha sido ver al baby y empezar a bostezar. Hay un sitio secreto de CPI donde se está comentando este tema 🙂 , y esperamos conm ansia la segunda parte…

    • Bertola on 4 mayo, 2006 at 3:15 AM

    Muy interesante el articulo. espero la segunda parte.

    P/d: bosteze como 10 veces! jeje

  2. al fin alguien que trata el tema

    • NASH on 8 marzo, 2007 at 4:33 PM

    Hola a todos. Muy bueno el artículo.
    En cuanto a lo del bostezo fetal, este se puede deber a ke efectivamente esta detectando un deficit de oxigeno, y por lo tanto tiene la misma respuesta que luego tendra al nacer, asi, independientemente de ke el bostezo fetal sea “inutil” para compensar la hipoxia, es util en el sentido de refuerzo reflejo para cuando este en el medio atmosferico y gaseoso. Esto para mi explikaria el bostezo fetal. Igual ke los fetos parpaedean y sin embargo no necesitan lubricar los ojos… Un saludo

    • RAUL on 9 marzo, 2007 at 12:34 AM

    He bostezado como 20 veces, y aun sigo!
    y cuando intentas bostezar y no puedes? eso como lo explican?

    • JOHNNY on 7 julio, 2007 at 3:24 PM

    me parece un tema fascinante a pesar de su deficit en interes por parte de la gente no soy estudiante de ningun tipo simplemente surgio esa pregunta de ¿por que bostezamos? Estando con un amigo y aqui estoy ya que me considero una persona con bastante curiosidad.Shora henorabuena por tu articulo sinceramente buenisimo al menos desde mi punto de vista yo creo que la primera exposiccion que as efectuado bajo mi punto de vista es la que mas se acerca. Henorabuena por ser como sois seguir estudiando y sacando vuestras propias conclusiones pues los que se fijan en los detalles pequeños siempre van a vivir una vida a lo grande!

    • esther on 18 septiembre, 2007 at 3:21 PM

    Yo tenía ganas de leer algo sobre los bostezos. Es mi caso y no los hago por aburrimiento, ni por haber dormido mal, ni por tener ssstresss. Realmente tengo épocas que bostezo muchísimas veces al dia, necesito que el aire me llegue al fondo y lo paso mal si no me llega. es incómodo y sobre todo no saber la causa. Ningún médico me ha hecho caso cuando se lo he comentado y ahora al leer esto creo que me inclino por pensar como el doctor Anderson director del instituto de neurologia de Buenos Aires) que son índices de alerta sobre ciertas patologias de los vasos cardiacos o los pulmones. Volveré a consultar a los expertos.
    Alguien me puede ayudar? y darme alguna idea

  3. esther:

    Lo más probable es que tus bostezos por temporadas no se deban a ninguna patología. Tenerlos en cuenta como signos de patología es algo bastante erróneo puesto en que la amplia mayoría de ocasiones es algo totalmente normal para el cuerpo humano. Si tuvieras alguna patología, lo lógico es que se mostrara con otros signos o síntomas.

    • Draco on 19 septiembre, 2007 at 5:56 PM

    Yo tb he bostezado con la foto del gatito. 😀
    Es como hipnótico: Están bajo mi poder. Bostecen :d

    • matias on 5 octubre, 2007 at 4:53 PM

    Yo tengo semanas que bostezo durante todo el dia… no se porque lo hago tan seguido. Me han dicho que cuando boztezamos mucho estamos mal del higado o del estomago. Puede tener algo que ver ??? como si fuera un aviso del cuerpo que algo no anda bien … Saludos!!

  4. matias:

    No, no tiene nada que ver. Si estuvieras mal del hígado o del estómago te enterarías por otras formas.

    • Falco on 6 diciembre, 2007 at 4:49 PM

    Va a ser que irina tenía razón, eres un genio irina te adelantaste a los científicos que hace poco han sacado la teoría (que a mi si me convence). de que el bostezo es un acto del cerebro para intentar seguir despierto, por eso se contagia, cuando uno bosteza la manada bosteza para mantenerse despierta, y es totalmente cierto que después de un bostezo estás más despierto.

  1. […] fuente […]

Los comentarios han sido desactivados.

Leer entrada anterior
La regla de los 5 segundos llega a España

Una vocecilla en mi interior (llamémosle "Instinto", por darle algún nombre) ya me avisó que dicho mito llegaría aquí cuando...

Cerrar