«

»

Dic 15 2005

Imprimir esta Entrada

¡Qué estrés!

EstrésVaya semanita llevo… y lo que me queda. Como si no tuviera bastante con las clases , prácticas, curso de formación y cursillos… ¡Ahora guardias y un examen! Llevo ya 4 días durmiendo poco más de 4 horas, no voy a poder descansar ni el fin de semana por cursillos y el estrés me consume. A ver si termino cuando tenga un hueco la segunda parte del post de los zurdos, que nunca le encuentro tiempo.

Entre las horas de falta de sueño que llevo acumuladas y el ajetreo de ir un lado a otro del hospital estoy para el arrastre. Al menos el ajetreo del hospital es cuanto menos curioso. Es una especie de rotación por todos los servicios de ginecología. Me siento como una turista en una ciudad desconocida, pero en lugar de llevar un mapa y una cámara de fotos, voy con un minimapa del hospital y una bata (a veces de médico, a veces de cirujano).

El minimapa del hospital es altamente imprescindible para personas como yo, cuyo sentido de la orientación está altamente atrofiado. La de vueltas que he tenido que dar para buscar a los doctores que me tocaban por turno… Y es que el hospital es bastante grande (2 edificios conectados de 8 plantas uno y 6 otro). La bata de cirujano es bastante útil también. Cuando la temperatura en la sección de cirugía supera los 30 ºC, no te queda otro remedio que ir de manga corta. Eso sí, en la bata que me dieron podían entrar yo y otra más. Sólo me faltaba ponerme los anillos y los collares y empezar a rapear con esa bata taaaaaan holgada.

La anécdota del día se la lleva sin duda el médico de guardia del último día. La forma de preguntarle a una paciente si la pequeña hemorragia del útero era por haber mantenido relaciones sexuales los días anteriores y la cara que ponía mientras hacía la ecografía vaginal no tiene desperdicio.

Si algo he aprendido con lo que llevo de prácticas es la complejidad de medicina en general. Abarca tanto, que después de terminar la carrera tienes que estar otros años más para especializarte. Pero aún después de eso, surgen subespecialidades de esas especialidades. En ginecología por ejemplo: Ecografistas abdominales y ginecológicos, tocólogos, ginecólogos de consultas externas, ginecólogos hospitalarios, cirujanos ginecológicos, especialistas de fecundación in vitro, especialistas de fecundación asistida, oncólogos ginecológicos (ésta es interdisciplinar) y seguro que me dejo alguno…

En fin, a ver si para la próxima guardia, hubiera al menos suerte y asistiese a algún parto 🙂

Enlace permanente a este artículo: http://medtempus.com/archives/%c2%a1que-estres/

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. scape95

    Pues que lo veas en la próxima guardia. Seguro que es inolvidable para tí.

    Salu2!!

  2. Treiral_

    estresante pero seguro que mucho mas divertido que escribir codigo durante horas y buscar el motivo por el que el programa hace lo que digo y no lo que quiero..
    besos =)

  3. Chusky

    ¿Pero te aclaras con el mapa? Yo aun con mapa y me pierdo… es grave, vamos, recuerdo que hace algunos años (muchos) me perdí en El Corte Inglés… tenía excusa, apenas conocía la planta y me parecían todos los departamentos iguales.

    Y bueno, mientras no cumplas el quien mucho abarca… todo irá bien.

  4. Treiral_

    yo despues de subir todas las plantas del corte ingles y bajar me pierdo y no se donde esta el norte xDD (sobretodo desde de echarme en todos los colchones y sillones que habia)

  5. Danny

    ¡Qué estrés!…. un número que va después del dos 😛 (típica broma para quitarle un poco de peso a la semana y lo que se avecina).

Los comentarios han sido desactivados.

Leer entrada anterior
Cuadro Dalí
Guía práctica para onironautas

Los onironautas son aquellas personas capaces de tener sueños lúcidos. Es decir, ser conscientes dentro del propio sueño. Casualmente, la...

Cerrar