«

»

Ago 21 2007

Imprimir esta Entrada

Análisis clínico de una canción: La bilirrubina

Hoy, a raíz de escribir un extenso artículo que espero sacar no muy tarde, me ha venido el recuerdo de una entrañable y pegadiza canción de Juan Luis Guerra: La Bilirrubina

Como me imagino que no habrán estado aislados socialmente durante los últimos 17 años, parto con la idea de que todos ustedes la conocen. Pero para refrescarles la memoria y despertarles la nostalgia, aquí va el vídeo con la cancioncita:

 

Y la letra, sin repeticiones de los estribillos, para posteriormente analizarla:

Oye, me dio una fiebre el otro día
por causa de tu amor, cristiana
que fui a parar a enfermería
sin yo tener seguro (d)e cama.

Y me inyectaron suero de colores, ey
y me sacaron la radiografía
y me diagnosticaron mal de amores, uh
al ver mi corazón como latía.

Oye, y me trastearon hasta el alma
con rayos equis y cirugía
y es que la ciencia no funciona
sólo tus besos, vida mía.

Ay negra, mira búscate un catéter, ey
e inyéctame tu amor como insulina
y dame vitamina de cariño, ¡eh!
que me ha subido la bilirrubina.

Ay…

Me sube la bilirrubina
¡ay! me sube la bilirrubina
cuando te miro y no me miras
¡ay! cuando te miro y no me miras.

A primera vista la declaración puede resultar muy romántica. Pero, ¿y si dejásemos de un lado la metáfora y nos ciñéramos estrictamente a los datos que nos detallan? Médicamente hablando y tras descartar desde el principio en nuestro diagnóstico diferencial el mal de amores como causa de aumento de bilirrubina (somos así de pragmáticos), ¿qué es lo que verdaderamente lo ha podido causar?

Adéntrese conmigo en el frío e insensible mundo de la medicina y sus diagnósticos diferenciales y compruebe hasta qué punto la realidad se aparta de la ficción. Tanto, como para terminar destrozando el bonito y romántico mensaje de la melodía. Si es usted romántico, aún está a tiempo de no seguir leyendo y podrá seguir escuchando esta canción con los mismos inocentes ojos (o mejor dicho, oídos) que siempre. Si por el contrario quiere saber que hay de verdad tras la canción, les ofrezco la pastilla roja, y les enseñaré cómo de profunda es la madriguera del conejo.

Para empezar, el protagonista de nuestra canción, no tienen una “subida de la bilirrubina” sin más. Tiene lo que médicamente se llama una ictericia. La ictericia consiste en una elevación de los niveles de bilirrubina que, tras cierta cantidad, termina provocando una coloración amarillenta de la piel y mucosas. La tan mencionada bilirrubina es un compuesto procedente de la hemoglobina de los glóbulos rojos y un signo de enfermedad y que algo no marcha bien. Nuestro Romeo tendría un color de piel muy sexy, con unos ojos especialmente bonitos, brillantes y realzados:

Ictericia

Ahora ya pueden entender uno de los estribillos y por qué la muchacha no miraba a Romeo:

Me sube la bilirrubina
¡ay! me sube la bilirrubina
cuando te miro y no me miras
¡ay! cuando te miro y no me miras.

Las causas de una ictericia son muchas y muy variadas. Para organizarlas esquemáticamente se dividen en:

Causas Prehepáticas. Significa que ha habido algo antes de llegar al hígado que ha hecho que la bilirrubina se eleve muchísimo desbordando la capacidad del hígado para eliminarla. Se debe a la destrucción masiva de glóbulos rojos, ya que tienen el precursor, la hemoglobina, que al degradarse se termina transformando en bilirrubina. Puede ser por hemorragias, transfusiones incompatibles, tóxicos, drogas, medicamentos…

Causas Hepáticas. Como el hígado es el lugar en donde se metaboliza la bilirrubina para eliminarlo, si este órgano se trastoca, también lo hará la eliminación de la bilirrubina. Que normalmente pasaría a la bilis, desechándose junto con las heces y, en mucha menor proporción, también se eliminaría por la orina. Puede ser provocado por hepatitis agudas y crónicas de causas diversas, pero las más frecuentes son las infecciosas virales.

Causas Post-Hepáticas. Hay algo después del hígado que provoca que la bilirrubina metabolizada que sale del hígado no pueda llegar a eliminarse. Por ejemplo, un cálculo o un tumor que bloqueen las vías biliares.

Los pocos datos que nos dan en la canción hacen difícil la elección de una causa concreta. Pero hay una serie de cosas que se deducen con la canción:

1-El protagonista es joven. Y no se menciona ningún accidente ni traumatismo. Ya podemos ir descartando casi seguro tumores, hepatitis alcohólica, hepatitis crónica, cálculos biliares, hemorragias y trastornos autoinmunes.

2-Tiene fiebre antes o durante la aparición de la bilirrubina y ésta se ha desarrollado muy rápidamente, en cuestión de días:

Oye, me dio una fiebre el otro día
por causa de tu amor, cristiana
que fui a parar a enfermería
sin yo tener seguro (d)e cama.

3-Tiene fiebre y lo achaca a “causa de tu amor”. Deducimos que ocurrió algo unas semanas antes que el protagonista conoce y no detalla, pero que lo relaciona con su estado.

4-No menciona la ingestión de tóxicos, medicamentos, drogas ni transfusiones. Podríamos intentar sacarle algo durante el interrogatorio e intentar aclarar si el “suero de colores” no se debe a un estado alucinatorio consecuencia de la ingesta de LSD.

Así pues, con todos los datos recogidos anteriormente, destacamos:

-La juventud del protagonista
-El curso agudo y rápido de la ictericia
-La fiebre
– La “causa de tu amor” de días o semanas antes de la fiebre.

Todo esto hace pensar, con mucho, que la causa más probable de la ictericia de nuestro Romeo es, ni más ni menos, que una Hepatitis Aguda Vírica tras un encuentro sexual con su amiga. Podría tratarse de una Hepatitis B o una Hepatitis C. La hepatitis B se transmite mucho más fácilmente por vía sexual que la hepatitis C, lo que lo haría más probable. Pero el periodo de incubación es entre 1 mes o medio año. Lo que hace más probable que se trate de una Hepatitis C que tarda unas semanas desde el contagio hasta que empiezan a desarrollarse los síntomas. Lo que va más en contexto con el esquema temporal de la canción. Sería recomendable, para confirmar y concretar el diagnóstico, un análisis de los marcadores víricos hepáticos.

Tendremos que vigilar a Romeo porque puede desarrollar con las décadas una hepatitis crónica, que termine en una cirrosis y un cáncer hepático. Y a esas alturas, ya no le quedaría creíble aquello de:

Me sube la bilirrubina
¡ay! me sube la bilirrubina
cuando te miro y no me miras
¡ay! cuando te miro y no me miras.

Ya ven, casi dos décadas escuchando una canción sobre una hepatitis aguda vírica por transmisión sexual y seguro que la mayoría ni se lo imaginaba.

Enlace permanente a este artículo: http://medtempus.com/archives/analisis-clinico-de-una-cancion-la-bilirrubina/

36 comentarios

2 pings

Ir al formulario de comentarios

  1. ec-jpr

    JAJAJA Buenísimo. Me lo voy a releer con más detenimiento, pero te ha quedado un artículo muy bueno. Descubrí tu blog hace poco, y ya veo lo que me he perdido este tiempo 😳 Ahora mismo mando este artículo a los compañeros 😀

  2. pipistrellum

    Pues a ver si se cura y puede decir Que bueno que estoy!

    Aunque no se si la hepatitis C tiene cura.

  3. Candás

    Buenísimo, gracioso y, sobre todo y lo más importante, científico.

  4. anais

    yo tengo una duda muy grande en la cabeza desde hace tiempo…hay datos evidenciales de algún contacto sexual que haya propiciado elk contagio por hepatits C? el profesor de digestivo decía q era IMPOSIBLE q por contacto sexual se pillara la hep C (a no ser q en ese contacto hubiera contacto sanguíneo). El de micro decía q era improbable…en el HArrison pone q es muy díficil contagiarse de hep C en una relación sexxual, y la cdc dice q “El VHC puede contagiarse por relaciones sexuales pero esto es muy raro. Si está teniendo relaciones sexuales, pero no con una pareja constante, use condones de látex”. No sel, la verdad es que tampoco he estudado el temea con mucha profundidad pero, tú sabes algo shora??

  5. PonC

    Sabia que habia algo raro en esa cancion y no sabia que era, una hepatitis!

    Muy bueno 🙂

  6. Serguei

    anais, acabas de descabellar la canción para mí añadiendo desgarros al contacto sexual…

  7. kaidok

    A esto le llamo yo deformación profesional… :P. Lo próximo va a ser un análisis médico sobre un personaje de anime, videojuego o parecido :D. O bueno, después de todo, de eso ya hay un poco en la entrada de heterocromía iridium…

  8. Mati

    Además nos dice la canción que es “un amor” que contamina 😛

  9. Noralba

    Anais tienes razón, a los matrimonios nisiquiera les recomiendan usar preservativo si no quieren.

    Shora esto me hizo recordar que cuando mi novio y yo empezamos a salir hace 4 años adelgazara un montón (pesaba 67 y mide 1.86) y se tenia un color bastante amarillo-enfermizo xD. Además le encontraron un ligero aumento de las transaminasas aunque después el hepatólogo no le encontró nada, no tenía fiebre y las pruebas eran todas negativas xD. Igual si que existe la hepatitis por enamoramiento! xD (por cierto que mejoró en un par de meses 😉 )

  10. Ambros

    Ja, ja, ja. Y luego nos dicen a los ingenieros. Desde luego es deformación profesional pero también una entrada estupenda. Muchas gracias por la canción que me trae unos recuerdos maravillosos.

  11. María

    Absolutamente genial. A mí siempre me había hecho gracia porque a mi hermana de pequeña le subió la bilirrubina, y me la imaginaba enamorándose de bebé o algo así.
    Y sí que debe de poder pillarse la Hepatitis C de esa forma, porque a un familiar mío le ocurrió… (y luego en el hospital le pillaron la B. ¿A que mola?).

  12. Irreverente

    En mi opinión habría que asegurarse que no tomó fármacos para el cuadro febril, podría ser una crisis hemolítica por fármacos en el seno de un déficit de G6Fosfato deshidrogenasa que no hubiera dado síntomas antes. O si comió habas en su loca noche de amor, o setas de intenso color rojo, que justificarían además las visiones coloreadas del suero, nunca se sabe. ¿Qué bebieron en aquella ocasión o los días previos y posteriores?
    También sería interesante descartar una HA, cuya transmisión sexual es muy dudosa pero muy bien documentada la fecal oral, y no sabemos las maniobras eróticas que nuestros Romeo y Julieta realizaron aquella noche. (Que nadie piense en coprofagia, la transmisión fecal oral es muy frecuente y fácil en la vida diaria) Suele tener un periodo de incubación corto (a partir de 15 días) y un curso muy rápido.
    Nunca me había parado a pensar en la cancioncilla que ha torturado y mecido nuestros oídos tantas veces…

  13. Lynx

    Muy bueno, Shora 🙂 Me ha encantado el post. No volveré a escuchar esa canción en las verbenas del pueblo sin acordarme de la razón de la ictericia del pobre chico 🙂

  14. Grunentahl

    Me encanta! Yo también la he oído miles de veces (escuchar, no tanto)… El caso es que no me había enterado de lo que decía hasta ahora. De momento me gustan más los ojos claros, como los de tu foto de identidad, Shora.
    He leído también el post del tiempo que se acelera y me ha fascinado. Yo tengo mi propia teoría y te la cuento aquí por si te gusta y te apetece añadirla a tus investigacione:. El tiempo que pasa está en función del que ya ha pasado y del que nos queda por pasar. Cuando digo “está” y no “es” lo hago conscientemente (en alemán o en francés sería más complicado). Cuanto más largo sea el pasado, y más corto el futuro, más rápido huirá el tiempo. Como sólo estudié matemáticas hasta los 14 años, no se me ocurre una fórmula para exponerlo ¿algebraicamente?. Si hay alguien ahí que sepa hacerlo, se lo agradeceré. Un abrazo.

  15. medtempus.com

    anais:

    Sí, lo de la transmisión sexual del virus de la Hepatitis C actualmente es muy discutible. Pero en la mayoría de sitios se acepta (no se asegura al 100%) que existe un bajo riesgo de contagio a través de esa vía. Básicamente, porque se han documentado contagios que no pueden explicarse de ninguna otra forma que no fuera por vía sexual. Aunque por otro lado hay estudios epidemiológicos en los que no se encuentra un incremento de la incidencia de Hepatitis C en grupos promiscuos.

    kaidok:

    “A esto le llamo yo deformación profesional… :P. Lo próximo va a ser un análisis médico sobre un personaje de anime, videojuego o parecido :D. O bueno, después de todo, de eso ya hay un poco en la entrada de heterocromía iridium…”

    Pues tengo pensada una entrada (a ver si para el día de los Inocentes) donde los personajes de Star Wars van a ser los protagonistas xD
    El anterior día de los inocentes, analizamos a Jar Jar Jabins xD

    Noralba:

    Oye, a ver si lo que tiene tu novio es un Síndrome de Gilbert que por España es bastante frecuente (¿Le ha subido la bilirrubina alguna otra vez?):

    Y claro, con el estrés del enamoramiento inicial, la bilirrubina subió 🙄

    María:

    “Absolutamente genial. A mí siempre me había hecho gracia porque a mi hermana de pequeña le subió la bilirrubina, y me la imaginaba enamorándose de bebé o algo así.”

    Los recién nacidos son los únicos que tienen una ictericia fisiológica, es decir, normal. Sólo cuando superan ciertos valores o se dan ciertas condiciones, ya es anormal.

    Irreverente:

    “También sería interesante descartar una HA, cuya transmisión sexual es muy dudosa pero muy bien documentada la fecal oral, y no sabemos las maniobras eróticas que nuestros Romeo y Julieta realizaron aquella noche. (Que nadie piense en coprofagia, la transmisión fecal oral es muy frecuente y fácil en la vida diaria)”

    jajaja, eso de mencionar la vía fecal-oral a gente no puesta en el tema da pie siempre a las mismas confusiones. La gente se imagina coprofagia tal cual, no te dicen nada, pero te miran con unos ojos… xD

    Grunentahl:

    Lo de la aceleración del tiempo, tiene que ver, como tú dices, con lo que hemos vivido, con la cantidad que tenemos de pasado. Pero influye mucho nuestra percepción, nuestro esquema mental. Hay un libro que se dedica en exclusiva sobre el tema, pero creo que sólo está inglés. Creo que te puede interesar 🙂

    http://www.microsiervos.com/archivo/libros/why-life-speeds-up.html

  16. medtempus.com

    pipistrellum:

    No, la hepatitis C no tiene cura. Tiene tratamiento crónico, eso sí, que ayuda a evitar la progresión de la enfermedad.

  17. Noralba

    No creo porque solo pasó aquella vez, le duró medio mes o un mes y después volvió a la normalidad xD. Su médico dijo que probablmente fuera una hepatitis no A, no B no C o no detectada en las pruebas. Igual tp tenia nada que ver con el hígado y realmente yo lo estresaba xD.

  18. Evil Preacher

    Esta canción siempre me ha dado muy mal rollo; eso de la bilirrubina subida y del amor “que contamina”, como señala Mati, me sonaba mucho a enfermedad de transmisión sexual; gracias por darme argumentos científicos para sustentar mis temores.

  19. Rafael Bravo

    Bueno aunque la hepatitis es lo más obvio y el único que nos lo podría decir es el propio Juan Luís Guerra, puestos a elucubrar yo más bien me inclino por la enfermedad de Gilbert que es un trastorno muy adecuado para explicar la canción. Se da en jóvenes, es benigna y no produce otros síntomas, la bilirrubina en este síndrome fluctúa a lo largo de la vida, aumentando ante situaciones de fiebre, ayuno y estrés físico o psicológico como puede ser un desengaño sentimental (¡ay! me sube la bilirrubina, cuando te miro y no me miras)
    Coincidencia que hayamos pensado ambos en los mimo
    Saludos

  20. medtempus.com

    Rafael:

    Pues sí, Rafael, después de la hepatitis vírica, mi opción sería el síndrome de Gilbert. La frase “es un amor que contamina” hace que me atenga a mi preferencia 🙂

  21. Irreverente

    Shora y Pipistrellum:

    La hepatitis C si tiene cura. Dependiendo del genotipo viral, de la comorbilidad (clásicamente por HIV) y de la ingesta de hepatotóxicos, las probabilidades de negativizar la viremia de forma sostenida son diferentes y, en algunos casos, muy escasas. El Antígeno circulante permanecerá positivo como “recuerdo inmunológico”, pero desaparecido el virus, cesa la agresión hepática. Afortunadamente para algunos de nosotros…

    Por otra parte, no sé por qué suponéis que el protagonista del episodio ictérico es jóven. ¿? Descartáis tumores que provocan ictericia brusca (cabeza de páncreas o vía biliar) en base a ello y así introducís un sesgo importante. O al considerar que no tomó fármacos para la fiebre ni ingirió alimentos que no detalla por parecerle irrelevantes. Podría haber desarrollado una crisis hemolítica por fármacos o sufrir una necrosis hepática aproximadamente una semana después de consumir Amanita Faloides que justificaría la visión coloreada de los sueros.

    Noralba:

    No creo que tu novio tenga un Gilbert, no tendría por qué haber perdido peso y las transaminasas no se habrían movido. Más probable es una hepatitis autolimitada por virus poco agresivos tipo CMV o así. Las serologías estándar de HA, HB y HC son negativas.

  22. Irreverente

    Juan Haldudo:

    “…después de lo de “promiscuos” te ha faltado añadir “y de moral desordenada”.

    El término promiscuo carece de intención moral, es puramente técnico. Así es como se designa en medicina a quienes tienen múltiples parejas sexuales.

    “Que sean o no promiscuos no hace a ningún grupo más proclive (no incrementa la incidencia) a una ITG, son sus prácticas de riesgo.”

    Las prácticas de riesgo con una única pareja que a su vez tampoco es promiscua se circunscriben a las ETS (enfermedades de transmisión sexual) que cada uno padezca. En sujetos con múltiples parejas sexuales, dichas maniobras de riesgo aumentan enormemente la posibilidad de contraer una ETS (por razones obvias). Los trabajos publicados, y son millares, no dejan lugar a dudas. Y aquí no hay manos ocultas con intenciones aviesas y moralizantes. Las cifras cantan, y lo hacen a coro.

    ¿Por qué el miedo a las palabras? O, ¿por qué tanta susceptibilidad?

  23. Juan Haldudo

    Muy bueno, como siempre, Shora. Una puntualización sobre un comentario: “no se encuentra un incremento de la incidencia de Hepatitis C en grupos promiscuos”, no tengo constancia de que el VHC sea una infección de trasmisión genital (ITG) a no ser que (como señalan por arriba) haya desgarros. Y aún así me parece complicado. Sería cuestión de preguntarle algunos colegas médicos. Por cierto, después de lo de “promiscuos” te ha faltado añadir “y de moral desordenada”. Que sean o no promiscuos no hace a ningún grupo más proclive (no incrementa la incidencia) a una ITG, son sus prácticas de riesgo.
    Saludos.

  24. Rafael Bravo

    Bueno yo creo que sigue siendo el sindrome de Gilbert la primera opción y estoy dispuesto a debatirlo 😉 el resultado quedaria así más o menos:

    Differential diagnosis of jaundice love mediated: Report of a case from Juan Luis Guerra’s Song “Me sube la bilirrubina”. Annals of Improbable Research (AIR) 2007; 34 (III): 890-92

  25. Gromenawer

    Shora

    Te falta trincarte un puñado de pastis

  26. Juan Haldudo

    Irreverente, no le tengo miedo a las palabras. Al contrario. Pero según el DRAE en su 3ª acepción señala que éste adjetivo además de indicar que se tienen relaciones sexuales con otras varias hace referencia a su comportamiento, modo de vida, etc.
    Por cierto, a ver si me lo aclaras por favor, ¿qué entiendes por maniobras de riesgo? ¿no ponerse condón, preferiblemente con espermicida? ¿no utilizar alguna barrera de látex al realizar una fellatio o un cunilingus…? Por que si es así, me estas hablando de conductas. O sea, de prácticas de riesgo. De ésas que aumentan las ETS (o, según algunos autores, ITG o ETG) y que recogen tantos estudios. Creo que esta(ba)mos hablando de lo mismo.
    Saludos.

  27. Irreverente

    Juan Haldudo:

    En el contexto clínico en el que nos movemos el término carece de otros significados. En otros contextos, los términos sifilítico, agonía, manía y otros muchos, incluido el dolor (seguro que la población general no considera el tenesmo rectal como un dolor, mientras que nuestros libros sí) adquieren tintes e intenciones ajenas al significado médico. Por otra parte, consultada la RAE encuentro: promiscuidad.
    1. f. Mezcla, confusión.
    2. f. Convivencia con personas de distinto sexo.

    Respecto a las maniobras y prácticas de riesgo, creo que son sinónimos y se producen en el contexto de las conductas de riesgo. ¡Claro que hablamos de lo mismo! Pero ello no invalida que manteniendo la misma conducta de riesgo, el promiscuo tiene mayores probabilidades de sufrir una ETS que el no promiscuo que, por cierto no sé cómo se llama. ¿Monógamo?, ¿Fiel?

    Rafael Bravo:

    Muy buena la referencia bibliográfica del AIR. (Cosas peores se publican con el beneplácito de los comités científicos)
    Y si estás tan seguro de tu diagnóstico y quieres debetir, adelante. Yo he aportado argumentos en contra con la elevación de … Pero, ¿hablamos de la canción o del novio de Noralba? ¡Qué lío!… Si, para publicarlo necesitamos datos que no tenemos. De todas formas, a mí, lo de los sueros de colores…

  28. Apolo

    Lo del novio suena totalmente a mononucleosis infecciosa, con el hígado y las transaminasas y la bilirrubina. Suele ser menos grave cuando se es más adulto, pero yo me pasé cuatro meses en cama en 7º de EGB cuando me la pillé…

  29. medtempus.com

    Juan Haldudo:

    “Una puntualización sobre un comentario: “no se encuentra un incremento de la incidencia de Hepatitis C en grupos promiscuos”, no tengo constancia de que el VHC sea una infección de trasmisión genital (ITG) a no ser que (como señalan por arriba) haya desgarros. Y aún así me parece complicado. Sería cuestión de preguntarle algunos colegas médicos. Por cierto, después de lo de “promiscuos” te ha faltado añadir “y de moral desordenada”. Que sean o no promiscuos no hace a ningún grupo más proclive (no incrementa la incidencia) a una ITG, son sus prácticas de riesgo.”

    Bueno, mi contestación es básicamente la misma que Irreverente. En mi referencia a la promiscuidad no iba implícita ninguna valoración moral. Aunque comprendo que desde fuera se puede percibir así. Hay muchas palabras en medicina que después en la calle significan o se perciben de forma muy distinta. Y la RAE.. como ya he dicho otras muchas veces, en ámbitos más cercanos a la ciencia sus definiciones son bastante “precarias”.

    Lo de la Hepatitis C vía sexual, actualmente se señala un bajo riesgo, pero presente. Al menos en la mayoría de bibliografía sobre el tema, siempre se asocia la Hepatitis C a un posible contacto sexual, pero siempre se tiene en cuenta que lo más probable es que sea por transfusiones de hace más de una década, compartir jeringuillas, etc.

    Irreverente:

    “La hepatitis C si tiene cura. Dependiendo del genotipo viral, de la comorbilidad (clásicamente por HIV) y de la ingesta de hepatotóxicos, las probabilidades de negativizar la viremia de forma sostenida son diferentes y, en algunos casos, muy escasas. El Antígeno circulante permanecerá positivo como “recuerdo inmunológico”, pero desaparecido el virus, cesa la agresión hepática. Afortunadamente para algunos de nosotros…”

    No es por ser agorera. Pero el porcentaje de personas que logra superar la hepatitis C sin necesidad de un tratamiento de por vida es muy baja. De hecho, gran parte de los pacientes que se creían curados, tras cesar el tratamiento recaen. Decir que la Hepatitis tiene cura es algo un poco… como lo diría…. de optimismo extremo. Digamos que hay algo que en un porcentaje muy bajo de personas puede curar. Pero de ahí a decir que hay una cura hay un gran paso.

    “Por otra parte, no sé por qué suponéis que el protagonista del episodio ictérico es jóven. ¿? Descartáis tumores que provocan ictericia brusca (cabeza de páncreas o vía biliar) en base a ello y así introducís un sesgo importante. O al considerar que no tomó fármacos para la fiebre ni ingirió alimentos que no detalla por parecerle irrelevantes. Podría haber desarrollado una crisis hemolítica por fármacos o sufrir una necrosis hepática aproximadamente una semana después de consumir Amanita Faloides que justificaría la visión coloreada de los sueros.”

    Por la misma razón por la que tú supones que soy joven por mi forma de escribir, o por la que yo deducí que eras veterano antes de que lo mencionaras. La mentalidad, la forma de expresarse…

    Ten en cuenta que le hicieron radiografías y cirugía, si hubiera habido un tumor, lo hubieran visto xD

    Como digo, mi conclusion es provisional, no definitiva. Esperaria a los análisis como confirmación, y si no es eso empezaria a asumir otras opciones, como la intoxicación por fármacos o setas.

    “No creo que tu novio tenga un Gilbert, no tendría por qué haber perdido peso y las transaminasas no se habrían movido. Más probable es una hepatitis autolimitada por virus poco agresivos tipo CMV o así. Las serologías estándar de HA, HB y HC son negativas.”

    No, si yo tampoco lo creo, tras contestarme que no le había pasado en ninguna otra ocasión. Pero la pérdida de peso podría ser consecuencia del estrés (y no de la posible hepatitis) y el ligero aumento de las transaminasas por cualquier otra cosa (algo que haya tomado anteriormente, algún fármaco, por ejemplo). Como dices, lo más seguro es que tratara de algo vírico pasajero.

    Gromenawer:

    jajaja, muy bueno. Me guardo la imagen para tenerla para el recuerdo 🙂

  30. elenucha

    aaaaaay no conocia este blog y me ha encantado tu post jajajajaja… visitote mas seguido!!!

  31. DradeMcDreamy

    Jajaja que blog tan genial, se lo recomendaré a todos mis amigos, en ocasiones bromeamos medicamente pero esto no se compara con lo que hacemos jajajaja.

    Muy bueno Shora, gracias por hacer un blog con tanta sapiencia.

  32. bardruck

    ¿Sabes cuál también esta para analizar?
    Receta de Ricardo Arjona, quien sabe si la conozcan allá, aquí la letra:

    “Deme un Tylenol pa’l mal de cuerpo
    y un Diasepán para olvidar
    un galon de suero esta perfecto
    y un lexotán para volar

    Deme un Valium mil pa’ estar bien muerto
    y que no me de por recordar
    un Tagamet para lo incierto
    y un Prozac pa’ despertar

    Ese fantasma tuyo que es una hepatitis C
    que no lo cura ni un ttransplante
    deme un Dormicum para privarme
    y un Vivarin pa’ despertar

    Ya sé que no traigo receta
    que es pura automedicación
    mas no hay doctor anacorta
    que cure tan rara aflicción

    * Agregue allí un parde laxantes
    para expulsar esta ilusión
    de que sea tu lo que eras antes
    y se me alivie el corazón

    Y un Pepto Bismol se me olvidaba
    por aquello de la indigestión.

    Disculpe usted la analogía
    busco una cura a mi aflicción
    no pudo la psicología
    reanimarme el corazón.

    Y deme un Demerol pa’ que no duela
    y Cortizona pa’ la hinchazón
    de que esto es peor que un mal de muela

    Ya sé que no traigo receta
    que es pura automedicación
    mas no hay doctor anacorta
    que cure tan rara aflicción.

    * Agregue…

    Una receta pa’ olvidar
    una vacuana contra el llanto
    deme una pomada para el corazón
    y un jarabe para el alma.

    Una receta pa’ olvidar
    una vacuana contra el llanto
    por eso buscon en la farmacia
    el remedio pa’ olvidar

    Una receta pa’ olvidar
    una vacuana contra el llanto
    y si de algo sirve esta receta
    mandale una copia a ella”

    para hospitalización por la sobredosis

  33. cienfuegos

    genial!! te voy a citar y linkear. un encanto.

  34. lu

    Me encantó tu blog! Muy gracioso! Pero no entiendo por qué suponen hepatitis cuando en ninguna parte del tema se mencionó la ictericia de la novia? Además no se le realizó ninguna anamnesis guiada por un profesional para deducir ese diagnóstico, sino sólo por lo poco que dijo este enamorado en su letra, y si dedujeron desde su forma de escribir ( grafología ó psicoanálisis, no medicina) que era joven, se podría decir también que no era idóneo en muchos términos médicos, por lo que un diagnóstico tan apresurado no me parece fiable. De todas formas no debo mitigar lo que hiciste, porque fue impecable! me causó mucha gracia el análisis de este tema!
    San Luis

  35. medtempus.com

    lu:

    La novia no tiene por qué estar con ictericia. Sólo aparece en el periodo de la infección inicial (o cuando el daño hepático es muy elevado, en un estadío final) y posteriormente puede transmitir perfectamente la hepatitis vírica sin mostrar ningún síntoma. De hecho, si sólo fuese contagioso en el periodo de ictericia, apenas se transmitiría esta enfermedad ya que no habría apenas relaciones sabiendo que el sujeto está enfermo.

    No, no lo hemos deducido por psicoanálisis ni grafología es una deducción médica probabilística. Ni nos metemos en el subconsciente del paciente ni estamos analizando su escritura (que de eso va la grafología). Es el diagnóstico más probable pero no el definitivo. Como ya digo en el texto, son necesarias alguna prueba más para confirmarlo.

  36. Transon

    TOTALLY OWNED!!!

    Qué pedazo de post, ¡eres una genio! XD

  1. meneame.net

    Análisis clínico de una canción: La Bilirrubina…

    [c&p] A primera vista la declaración puede resultar muy romántica. Pero, ¿y si dejásemos de un lado la metáfora y nos ciñéramos estrictamente a los datos que nos detallan? Médicamente hablando y tras descartar desde el principio en nuestro …

  2. Juan Luis Guerra le canta a la hepatitis aguda vírica por transmisión sexual - Pebre

    […] mucho más grave. En la canción se van detallando uno a uno los síntomas del pobre Juan Luis. En Medtempus hicieron un genial diagnóstico, que nos permite saber qué es exactmente lo que hace que a Juan […]

Los comentarios han sido desactivados.

Leer entrada anterior
Leccción magistral sobre la epilepsia

Con "Nintendos" que queman los nervios ópticos y que provocan tumores que se convierten mágicamente de benignos a malignos. Sin...

Cerrar