«

»

Abr 16 2013

Imprimir esta Entrada

10 prácticas de salud erróneas en España

Prácticas de saludNuestra salud está la mayoría de veces en nuestras manos. Sólo puntualmente depende de la actuación de médicos y demás profesionales sanitarios en los momentos críticos de enfermedad. Durante el resto del tiempo, nuestras propias prácticas cotidianas resultan esenciales y decisivas en la salud a largo plazo. El ejemplo más conocido es la famosa triada de dieta equilibrada, ejercicio físico y nada de tabaco/alcohol con la noble finalidad de prevenir enfermedades.

Desafortunadamente, no todas las prácticas de salud que se realizan en España se hacen de forma correcta y abundan muchos mitos y creencias erróneas que, lejos de beneficiar a la salud, pueden ser perjudiciales para ella. ¿Quiere saber cuáles son esas prácticas de salud erróneas tan comunes en España?

1. Alzar la cabeza durante una hemorragia nasal

Las hemorragias nasales o epistaxis son muy frecuentes y es bastante probable que en algún momento de nuestra vida tengamos que ayudar a alguien que sangra por la nariz. Ya sea por un golpe fuerte en el tabique nasal o por otras circunstancias que alteran su mucosa (como sinusitis, resfriados, alergias, etc), la persona comienza a sangrar.

La primera recomendación universal es tapar la nariz para tratar de detener la hemorragia. La actuación ideal para conseguir esto es apretar suavemente con los dedos la parte blanda de la nariz para obstruir las fosas nasales durante varios minutos (entre 5 y 20 minutos) y así detener la hemorragia mientras se respira por la boca. A diferencia de lo que dice la cultura popular, la utilización de gasas o pañuelos como tapones no está aconsejada, en un primer momento, si con los dedos se puede solucionar. ¿La razón? Insertar una gasa o pañuelo en la nariz puede irritar aún más la zona de la hemorragia o volver a provocarla tras su retirada.

Mientras la persona presiona la nariz para detener la hemorragia, mucha gente en España recomiendan alzar la cabeza. Craso error (como relato en 10 mitos peligrosos e inútiles sobre primeros auxilios). Al alzar la cabeza se está facilitando que la sangre vaya hacia las vías respiratoria o digestiva, haciendo más probable que la sangre se trague (aumentando así el riesgo de náuseas y vómitos) o, incluso, que pueda pasar a las vías respiratorias (algo muy peligroso si la persona no estuviera consciente). Por todo ello, lo que debe hacerse es inclinar a la persona hacia adelante y hacia abajo para procurar que la sangre de la nariz salga hacia las fosas nasales y no hacia las vías respiratoria y digestiva.

Referencia científica: Manejo de la epistaxis

2. Emplear ibuprofeno de 600 mg para el dolor leve-moderado

El ibuprofeno es uno de los mejores medicamentos de andar por casa para tratar el dolor leve-moderado (especialmente si va acompañado de inflamación, como suele ocurrir a menudo en el dolor de muelas o en el dolor por algún golpe en una extremidad).

Sin embargo, en España tenemos una muy mala costumbre que no ocurre en la mayoría de los países occidentales: empleamos pastillas con dosis de 600 mg con demasiada alegría y desparpajo. ¿Y cuál es el problema? Pues que está más que comprobado que para tratar el dolor leve-moderado una dosis de 400 miligramos cada 8 horas es más que suficiente. A esa dosis es dónde este fármaco muestra mayor eficacia con el menor riesgo de efectos adversos. Todo lo que sea una dosis superior es añadir más riesgo (cardiovascular y gastrointestinal) y poco o nada beneficio.

Como alertaba la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, se estima que existen 8,5 millones de españoles que reciben dosis diarias de ibuprofeno superiores a las recomendadas y que sólo se dispensan dosis de 400 mg para el 4,8 % de los casos de dolor leve-moderado. Así pues, la próxima vez que tenga que acudir a la farmacia para tratar su dolor, recuerde: ibuprofeno de 400 mg SÍ, 600 mg NO.

Referencia científica:  Evaluación de diferentes dosis de ibuprofeno soluble y en comprimidos en el dolor dental posoperatorio

3. Aplicar alcohol y agua oxigenada para las heridas

Como explicaba con profundidad en un artículo sobre el agua oxigenada y el alcohol en las heridas, una de las creencias más arraigadas de nuestra sociedad es la célebre máxima y no menos típica frase de abuela: “Si escuece es que cura”. Es muy típico que en nuestro país se utilicen ambas sustancias en las heridas sangrantes con la intención de limpiarlas y eliminar los gérmenes presentes en ellas. Y si “escuece” es que está haciendo su efecto beneficioso.

Desgraciadamente, el agua oxigenada y el alcohol no son buenos antisépticos aunque sean buenos desinfectantes. Es decir, si se aplica alguna de estas sustancias a una mesa o en la superficie de la piel, por ejemplo, ejercen una relativamente buena acción a la hora de desinfectar (matar a microorganismos). Pero a la hora de aplicarlos a las heridas la historia cambia porque los tejidos vivos inactivan parte de su acción. Además, no sólo dejan mucho que desear como antisépticos, también agreden a los tejidos de la herida, dificultando la cicatrización e, incluso, favoreciendo indirectamente la infección al matar a las células blancas.

Por todo ello, la mejor actuación ante una herida es la limpieza con agua abundante y jabón, retirando cualquier elemento extraño que se encuentre en ella. Tras este paso, hay que aplicar antisépticos más eficaces y respetuosos con los tejidos vivos como la povidona yodada (más conocida como Betadine) o la clorhexidina. Según en dónde esté situada la herida y el riesgo de contaminación puede ser conveniente taparla con una gasa o tirita. Es lo que haríamos, por ejemplo, si la herida se situase en el pie. Aunque eso conllevaría que la reparación de la herida fuera un poco más lenta.

Referencia científica: Povidona yodada y clorhexidina en las heridas

4. Usar el andador o tacatá para los bebés

¿Cuál es el mejor andador para un bebé? El que no se usa, como afirma de forma tajante la Asociación Española de Pediatría. No existe para el bebé objeto más sumamente inútil, estúpido y peligroso que un andador. Las razones detrás estas rotundas afirmaciones no lo son menos:

Porque cuadriplican el riesgo de caída por una escalera, duplican el riesgo de fractura por caída por una escalera y además adelantan la edad de caída por una escalera de los doce a los ocho meses. También aumentan el riesgo de quemaduras y de intoxicaciones.

Y no es sólo la Asociación Española de Pediatría quién se ha pronunciado al respecto. En Estados Unidos, en el año 2001, la Academia Americana de Pediatría realizó un artículo sobre los andadores que no dejaba indiferente a nadie que tuviera niños:

Se estimó que en 1999, 8.800 bebés menores de 15 meses habían sido atendidos en urgencias por lesiones asociadas a los andadores. Se informaron de 34 muertes de bebés por la utilización de andadores entre 1973 y 1998. La mayoría de las lesiones ocurrieron por caídas por las escaleras y las lesiones en la cabeza fueron frecuentes.

Pero lo más sangrante del caso de los andadores es que no sirven para absolutamente nada. No ayudan a los bebés a caminar, al contrario, pueden retrasar el normal desarrollo motor y mental. Además, las estrategias realizadas para reducir el riesgo asociado a los tacatás (como vallas frente a las escaleras) han sido insuficientes para prevenir las lesiones en los bebés.

Por todo eso y mucho más, la Academia Americana de Pediatría realizó una petición pública de prohibición de los andadores en Estados Unidos, aunque dicha petición no llegó a obtener sus frutos. Aún así, países como Canadá prohibieron su uso desde el año 2004 y no se andan precisamente con chiquitas: la posesión de un andador para bebés puede suponer penas de 100.000 dólares o seis meses de cárcel. Tampoco sería de extrañar que en un futuro no muy lejano la venta de andadores o tacatás se prohibiera en Europa y Estados Unidos.

Referencia científica: Lesiones asociadas a los andadores de bebés

5. Aplicar vaselina, mantequilla, claras de huevo o pasta de dientes a las quemaduras

Se sorprenderían de la cantidad de remedios caseros de lo más extraños que se utilizan para tratar las quemaduras sin el más mínimo respaldo detrás (podría hacerse todo un estudio antropológico sobre el tema). Como caso más conocido, tenemos el cansino email en cadena que circula periódicamente alabando las bondades de las claras de huevo para las quemaduras, pero hay muchos más. En Nigeria, por ejemplo, son más originales y utilizan aceite de motor para las quemaduras.

¿Por qué se desaconseja utilizar estos potingues de andar por casa para el tratamiento de las quemaduras? Porque hacen mucho mal y ningún bien. En concreto, la mantequilla y las claras de huevo contienen nutrientes ricos (y con fundamento) para muchos microorganismos, por lo que aplicarlo a quemaduras significa crear un caldo de cultivo ideal para ellos, favoreciendo la infección.

Además, la aplicación de vaselina, mantequilla, claras de huevo y pasta de dientes dificulta la limpieza periódica de la quemadura y puede crear un ambiente sin oxígeno (anaeróbico) que puede llevar a infecciones más peligrosas. Como añadido, la pasta de dientes puede contener sustancias que irriten los tejidos de la quemadura, empeorando su estado. En general, todos estos potingues sólo sirven para dificultar la correcta reparación de las quemaduras. La actuación recomendada es aplicar a la quemadura agua corriente fría durante varios minutos (hasta que se note cierto alivio del dolor) y tapar la zona con gasa estéril para evitar infecciones. Si la quemadura es grave, profunda o de extensión notable es recomendable acudir raudo y veloz a urgencias.

Referencia científica: Una revisión sobre tratamientos de primeros auxilios para quemaduras

6. Usar cepillos de dientes de cerdas duras

Algunas personas creen que cepillarse los dientes con cerdas duras es más efectivo porque así “arranca” mejor la suciedad de los dientes, protegiéndolos mejor. La realidad, no obstante, es bien diferente. Los cepillos de dientes de cerdas duras apenas limpian mejor y pueden dañar el esmalte de los dientes y provocar sangrado e inflamación de las encías. Sólo se recomienda la utilización de este tipo de cepillos de dientes para las dentaduras postizas.

El cepillo de dientes recomendado para la población general debe ser de cerdas suaves y blandas, que no agreden a los dientes ni las encías y limpian bien la boca.

Referencia científica: Eficacia de limpieza y trauma de tejido blando después del uso de cepillos de dientes manuales con diferentes durezas de cerdas

7. Tomar bicarbonato para la acidez

La tradición de tomar bicarbonato sódico contra la acidez o pirosis se remonta a hace mucho tiempo. En su día, cuando no disponíamos del arsenal terapéutico que tenemos en la actualidad para combatir la acidez, tomar bicarbonato podía ser una buena idea (siempre dentro de ciertos límites). Sin embargo, recomendarlo ahora para la acidez es como recomendar a alguien que tome una infusión de manzanilla para su dolor moderado de espalda, existiendo el ibuprofeno. ¿Para qué recomendar algo menos eficaz de lo que ya hay? Además, en el caso del bicarbonato, posee más riesgos que los tratamientos equivalentes modernos.

Las razones por las que se desaconseja el uso de bicarbonato sódico (y también el carbonato cálcico) contra la acidez, en favor de otras opciones, son varias. La primera es que produce el llamado efecto rebote cuando se consume durante un largo intervalo de tiempo: el estómago se acidifica más para compensar la neutralización de la acidez conseguida por el bicarbonato (que es una sustancia básica). Lo que provoca justo aquello que queríamos evitar. Además, la duración de su efecto es corta.

Por otro lado, el bicarbonato sódico se absorbe por el tracto digestivo y pasa a sangre, pudiendo provocar efectos secundarios sistémicos como una alcalosis metabólica (la sangre se hace más básica de lo que debería), además de aumentar la tensión arterial y facilitar la retención de líquidos.

Por tanto, para ocasiones puntuales de acidez, el tratamiento de elección es la combinación de sales y/o complejos de aluminio y magnesio. El más utilizado en estos casos es el almagato (que muchas personas conocen como Almax), una pena que ya no lo cubra la Seguridad Social desde el último medicamentazo. Si la acidez es más seria y frecuente se recomienda la visita al médico para que valore la utilización de otros tratamientos más adecuados.

Referencia científica: Guía farmacoterapéutica de Atención Primaria 

8. Usar bastoncillos para limpiar los oídos

Para algunas personas, evitar el uso de bastoncillos para limpiar los oídos puede resultar superior a sus fuerzas, como si existiera una irresistible tentación a hacerlo. Sin embargo, este acto es totalmente innecesario ya que el oído es un órgano que está preparado para limpiarse por sí mismo. La cera que se produce en su interior va siendo expulsada lentamente hacia el exterior con el tiempo gracias a los cilios.

Al aplicar un bastoncillo al oído no sólo nos arriesgamos a empujar hacia el interior la cera (haciendo más difícil su eliminación), también (si vamos más allá) se presenta la posibilidad de perforar el tímpano. De hecho, existen algunos casos documentados de graves complicaciones por la utilización de bastoncillos. El más grave y recientemente documentado ocurrió en Canadá en el año 2007. Un hombre de 43 años llamado Daniel St-Pierre murió de una meningitis como consecuencia de una otitis bacteriana que se produjo cuando perforó accidentalmente el tímpano con un bastoncillo. Sí, es un caso extremo y rocambolesco, pero nos da una idea de lo que pueda llegar a ocurrir.

Por todo ello, no es nada recomendable la utilización de bastoncillos para limpiar los oídos, aún en las personas que pueden presentar cierta propensión a formar tapones de cera. Si este fuera el caso (se suele notar porque se oye bastante peor en el oído taponado), la actuación ideal es acudir al médico o a la enfermera para que le retire con cuidado el tapón o le indique algún tratamiento para eliminarlo.

En realidad, los bastoncillos sí que tienen cierta utilidad y es la de limpiar el interior de la oreja. Todo lo que sea meterse hacia el oído está estrictamente desaconsejado. Como dicen con frecuencia los médicos anglosajones: Nunca te metas en el oído algo más pequeño que el codo.

Referencia científica: Los bastoncillos y la limpieza de los oídos

9. Tomar vitamina C para prevenir o tratar resfriados o gripes

Con cada epidemia invernal de gripes y resfriados, aparece en la pequeña pantalla diversos medicamentos promocionándose con su destacada vitamina C en la parrilla publicitaria. Esta estrategia de marketing, sin embargo, no está avalada por las decenas de estudios científicos que cuestionan el supuesto beneficio de la vitamina C para prevenir o tratar estas infecciones víricas en circunstancias y personas normales. Su único y discutido posible beneficio es un ligero acortamiento en la duración de los síntomas.

El premio Nobel Linus Pauling, defensor acérrimo e incondicional de la vitamina C, fue quién mitificó sus beneficios sin ningún respaldo científico y estas creencias se fueron extendiendo incluso entre los médicos. Por suerte, ahora sabemos más y si lo que queremos es aliviar los síntomas de una gripe o un resfriado lo mejor es recurrir a tratamientos sintomáticos de eficacia demostrada como el ibuprofeno o el paracetamol y así aguantar mejor el tirón.

Referencia científica: Vitamina C para prevenir y tratar el resfriado común

10. Poner algo en la boca para proteger la lengua durante una convulsión

En el año 2007, una reveladora encuesta a más de 4.000 personas dejó al descubierto muchos mitos sobre la epilepsia. Entre todos ellos destacaba una práctica de salud totalmente errónea y preocupante: un tercio de los encuestados respondieron que, ante un ataque epiléptico, deberían poner algo en la boca para evitar que se “tragara la lengua”. Este mito también está bastante presente en España y es vital informar sobre las consecuencias de realizar esta peligrosa práctica.

NUNCA debe ponerse algo en la boca de alguien que está sufriendo una convulsión. ¿Por qué? Por multitud de razones: Primero, porque el objeto podría desplazarse y obstruir la vía aérea, asfixiando a la persona. Segundo, el objeto que se introduce en la boca podría lesionar las encías o destrozar los dientes de la persona que convulsiona (especialmente si es un objeto duro). Tercero, al tratar la persona de introducir un objeto en la boca, puede lesionarse los dedos si la persona le muerde durante el proceso. Pero es que, además, es imposible que una persona pueda tragarse la lengua. En todo caso lo que sí que podría es mordérsela, pero introducir algo en la boca difícilmente lo evitaría.

La mejor actuación ante una convulsión es dejar a la persona acostada de lado para favorecer la salida de saliva de la boca, proteger la cabeza con alguna almohada o algo blando para evitar daños en el cráneo y retirar cualquier mueble u objeto duro alrededor para evitar que se golpee. Sólo solicitar ayuda médica urgente si (en el caso de una convulsión tónico-clónica):

-La convulsión dura más de 5 minutos

-Es la primera vez que convulsiona esa persona

-Se suceden varias convulsiones en el tiempo sin que el sujeto recobre la consciencia

-La persona se lesiona durante la convulsión u ocurre cualquier otra cosa que le sugiere que es necesario acudir al médico

Referencia científica: Mitos de la epilepsia: vivos y espumeantes en el siglo XXI.

Enlace permanente a este artículo: http://medtempus.com/archives/10-practicas-de-salud-erroneas-en-espana/

43 comentarios

6 pings

Ir al formulario de comentarios

  1. Juan Martínez

    Muy interesante vuestro artículo. La verdad es que muchos de estos “tratamientos” los he oido en numerosas ocasiones e, incluso, los he llegado a utilizar en alguna ocasión, no puedo negarlo.

    Gracias por la información aportada.

    1. Shora

      ¡Gracias! Encantada de que resulte útil.

  2. pipistrellum

    En un programa de salud de hace años, creo que fue “más vale prevenir”, recomendaban poner un pañuelo para no se mordiese la lengua o dañase los dientes. Por lo visto la creencia de la epoca era meter una cucharilla.

    Hace un tiempo me sacudio un pastor electrico (valla electrica) y pensadolo despues pienso que si me hubiese pilado la lengua entonces, me podia haber hecho algo serioe, pero no lo se.

    Por lo que tengo entendido, la gente desmayada se puede tragar la lengua y antes de reanimarle hay que comprobar que no le impida la respiración.

    Yo probe la clara de huevo en una quemadura y duele un idem.

    El tacataca me recuerda a los ruedines de las bicis. Al final es mucho mejor una bici sin ruedines y sin pedales. Los niños aprenden sin darse cuenta.

    La clorhexidrina la venden farmacias?
    Yo pense que la oxigenada si era adecuada.
    Me acuerdo de un señor que fue a una cueva a buscar serpiente, no era Fran de Jungla, pero la cueva creo que es la misma. Estaban hasta la cintura de un lodo compusto de guano de murcielago y estaban de vuelta cuando encontraron una serpiente. La tuvieron que coger y le enrollo la piton por debajo del lodo, le pego un buen mordisco. No veas como gritaba el señor.
    El mordisco le habia dejado multitudo de cortes con la forma de la boca. Bastante profundos 2 o 3 cm. Entre tanta mierda infecta, decidieron aunque no es recomendable el alcohol normalmente, en este caso era lo mejor.
    Y le escocio bastante.
    No se cual es el mejor desifectante en ese caso.

    Parece que las dosificacion de medicamentos varian de unos grupos etnicos a otros y no se cuanta variabilidad hay dentro de una población. A mi creo que me hace mas efecto, pero no lo se seguro.

    En Japon las dosis son bastante mas suave. Un extrajero alli decia que sus dosis no le hacian nada. y los medico eran bastante reticentes a darle dosis occidentales, porlo que le pudiese pasar.

    1. Shora

      Sí, la clorhexidina se vende en farmacias.

      Teniendo povidona o clorhexidina a mano, lo mejor es recurrir a ellas para las heridas pero si no tienes nada más a mano que el alcohol o agua oxigenada y la herida está francamente sucia y con riesgo de infectarse (como la situación que describes)… pues mejor recurrir a ello que no aplicar nada.

      Sí, es cierto que existen variaciones individuales y étnicas en la metabolización de principios activos (yo, por ejemplo, soy una metabolizadora lenta de la cafeína, comprobado fenotípica y genéticamente). El problema es que no sabes con antelación si una persona va a metabolizar más o menos deprisa un determinado compuesto o va a responder bien a él. Tienes la opción de probar la dosis estándar y ver qué tal va o realizar un análisis genético (sólo existe para ciertos fármacos en los que es vital conocer la dosis idónea). Los japoneses, por ejemplo, metabolizan muy lentamente el alcohol y con poca cosa ya andan borrachos.

      1. Ares

        Muy bueno todo el artículo. La mayoría, hasta hoy, pensaba que eran ciertos y recomendables.
        Creo que el único que sí “sabía” que no era cierto, al menos ya lo había escuchado antes pero no le había querido dar mucho crédito, es el de los oídos y la verdad es que me siento como un cerdo si no lo hago y otras paranoias más. Tendré que domesticarme para aceptar de una vez por todas que no hace falta.

        Pero lo que me llamo la atención es su comentario sobre “metabolizar lento” la cafeína. Me recordó que siempre me pareció curioso que el café no me hace ni cosquillas, siempre he pensado que era algo sobrevalorado. Aún tomándolo lo más puro posible y a tarro entero.

  3. David P.S.

    Saludos, en mi casa también teníamos un tratamiento casero para las quemaduras que era usando vinagre, dado que todos los demás tratamientos caseros han sido desmentidos pregunto por aquí si también era un remedio inútil y puede que dañino,

    Otra duda es referido a la limpieza de oido, yo tengo como mi madre, la cera del oido bastante dura lo que dificulta la expulsión, ya sabia que los bastoncillos no ayudan a ello, mi pregunta es si los sprays u otros productos tampoco ayudan o si pueden ayudar.

    Por ultimo en uno de los artículos enlazados a este (el de los 10 mitos sobre primeros auxilios), hablas sobre como debería de actuarse ante una picadura venenosa y a tener un aguijón clavado, mi pregunta es, para el caso del aguijón vi que la levadura con agua podría aplicarse, pero:

    – ¿en el caso del veneno no hay ningún remedio ni nada que se pueda hacer para que el veneno actúe más lentamente?, ¿solo se puede llevar a la persona al hospital y que allí la atiendan?

    – ¿En el caso del aguijón tras aplicar la pasta hecha con levadura se podría extraer el aguijón con cualquier método?

    gracias por leerme y espero haberme podido explicar más o menos mis dudas.

    1. RaF

      A riesgo de equivocarme,

      El vinagre es un ácido, valora tú la idoniedad de aplicar un ácido a un tejido irritado con la quemadura.

      Para las picaduras: aplica frío local reduces la vascularidad de la zona y pueda ralentizar la difusión del veneno. Para extraer el aguijón usa unas pinzas para extraerlo de forma que se presione el saquito del veneno si lo hubiese (como en el caso de las abejas).

      Lo de llevar a la persona al hospital es necesario (a ser posible con el animal que lo picó) para que se aplique el antiveneno correspondiente.

    2. Shora

      Hola David

      Efectivamente, como dice RaF, el vinagre es un ácido y si lo echas a una quemadura vas agredir bastante los tejidos, pudiendo empeorar el estado de la zona. Se desaconseja totalmente su uso.

      Las personas pueden tener, básicamente, dos tipos de cera: blanda o dura. La primera suele eliminarse más fácilmente que la segunda, que suelen dar problemas de cuando en cuando. Para ablandar la cera dura puede resultar útil la utilización de sprays diseñados específicamente con este fin (tienen componentes que lisan la cera). Aquí describen los distintos métodos que existen para irrigar el oído con el fin de ablandar el tapón de cera (y si finalmente no funciona, pues toca acudir al médico): http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0010389/

      Sobre el veneno, como dice RaF, al aplicar frío puedes ralentizar la extensión del veneno por la sangre, hasta cierto punto.
      En cuanto a la retirada del aguijón, hay que tener mucha delicadeza al hacerlo para asegurarte de que no inyectas más veneno del que ya ha entrado al presionar sobre las bolsas de veneno que se han quedado con el aguijón. una forma de hacerlo es “raspando” para sacar el aguijón sin presionar sobre él, como aquí se ilustra muy bien: http://bit.ly/XGvpr9

  4. Trurl

    Muy buena entrada. Tomo nota mental de todo. Esto especialmente debiera estar escrito en letras bien grandes en las puertas de todos los hospitales y centros de salud:

    “Nuestra salud está la mayoría de veces en nuestras manos. Sólo puntualmente depende de la actuación de médicos y demás profesionales sanitarios en los momentos críticos de enfermedad. Durante el resto del tiempo, nuestras propias prácticas cotidianas resultan esenciales y decisivas en la salud a largo plazo.”

    En cuanto a lo de las convulsiones, mi experiencia dice que, si es posible hacerlo sin usar fuerza excesiva, sí es positivo poner un trapo en la boca para evitar lesiones en la lengua, que pueden ser muy graves.

    Como anécdota (lo del aceite de motor me ha dejado ojiplático, espero que por lo menos usen aceite nuevo) diré que he visto con mis propios ojos cómo alguien se limpiaba el interior del oído con unas tijeras de costurera, precisamente con la hoja que tiene la punta afilada. Eso sí que requiere tacto y sangre fría, y no lo que hacen los cirujanos 🙂

    1. Shora

      Cuando tienes a una persona convulsionando puede llegar a cerrar la boca con mucha fuerza y de forma muy rápida, meterle los dedos en la boca para intentar meter un trapo puede suponer un disgusto para los dos, el que convulsiona y el que trata de ayudar que se puede llevar un buen mordisco. Por otro lado, no tienes garantías de que ese trapo no se vaya a desplazar en la boca y le pueda asfixiar (además de que le dificultas la salida de saliva). Todas las guías médicas que he leído desaconsejan insertar cualquier objeto (sea el que sea) durante un ataque. Te dejo la guía del SAMUR, como ejemplo:

      http://bit.ly/VAzKeH

      Alucinada me he quedado con lo de las tijeras de costurera… Qué temple, espero que no le temblase el pulso…

      1. Trurl

        Lo que voy a decir a continuación se refiere únicamente a mi experiencia personal con un enfermo de epilepsia, así que nadie se lo tome como un consejo.

        Durante las convulsiones o en una pausa entre una serie de episodios se producen momentos de relajación relativa durante los cuales es posible abrirle la boca al enfermo tirando del mentón hacia abajo (nada de meterle los dedos en la boca, mucho menos introducir forzadamente ningún objeto). A continuación se pone un trapo, una camiseta u otra pieza de tejido grande y resistente, retorcida o doblada, de tal forma que sobresalga por ambos lados de la boca y quede un buen espacio libre entre los dientes incisivos y el paladar. No hay problema con la saliva ya que el tejido no sólo actúa como absorbente, sino que además facilita su salida al permanecer la boca entreabierta.

        Desde hace bastante tiempo las directrices de socorro médico para el público general se pueden resumir en “llame a los profesionales y no fastidie al paciente”. Sus buenas razones tienen para hacer esto y no recomiendo a nadie que me haga caso a mí antes que al SAMUR, pero no se debe asumir que no hacer nada para no pifiarla es siempre la actitud óptima.

        Lo de las tijeras ocurrió durante una charla en una casa particular: el individuo las vio encima de la mesa y se le ocurrió darles uso, a la vez que seguía hablando. Todos los demás nos callamos mientras lo mirábamos con asombro. Igual el tipo se fue convencido de que nos había impresionado con su discurso.

  5. Yam

    Pues a mí para la acidez me viene de perlas un vaso mitad leche, mitad agua.

  6. Elena

    Vaya, reconozco que creía en la mayoría de los mitos que se han demostrado equivocados en el artículo. Es de sabios rectificar, mejor tarde que nunca. Me alegro de saberlo ahora.

  7. Suckelo

    Hola,

    una pregunta con respecto a la 10. ¿Los tubos Guedel no existen precisamente para ser usados en ataques epilépticos y/o perdidas de consciencia?

    Un saludo

    1. Shora

      Los tubos de Guedel sólo se utilizan para asegurarse de que la vía aérea está libre de cualquier obstrucción en personas con pérdida de consciencia. No es el caso que ocurre en una convulsión dónde las personas suelen estar conscientes (salvo que pierdan la consciencia por alguna otra razón) y en ese caso no se recomienda el uso de estos tubos (les estimularías el reflejo del vómito si lo insertaras con la persona consciente). Si tras la convulsión estuvieran inconscientes, entonces sí que se aconsejaría su uso para asegurarse de que la vía aérea queda libre.

      1. Suckelo

        Gracias por la aclaración y enhorabuena por el artículo!

        Un saludo.

  8. Angel

    Buena entrada, realmente que si es muy importante nuestra salud y nosotros somos los unicos que tenemos el control de ella.

    Creo que casi todos estos errores los he cometido en una ocacion u otra.

    Pero atraves de los años he ido corrigiendo muchos errores como el de los dientes de cerdas duras, pero todavia me falta ya que yo utilizo todavia los bastoncillos para limipar mis oidos asi que bueno tengo que trabajar en esto

    Gracias y seguire en contanto

    Angel

  9. pipistrellum

    Yam, la leche es un tampon pH.
    No tiene un ph muy extremo pero se resisten a los cambio de pH y tiende a neutralizar tanto acidos como bases, aunque segun las caracteristica puede ser más efectivo con unos que con otros.

    La sangre esta muy tamponada tambien. El efecto tampon tambien es muy importante en la tierra de las plantas y el agua de los acuarios.

    Shora: Fallo de cache. En el panel lateral estaba actualizado y en el post, no. Despues de mucho F5 y ctrl+F5 he conseguido que ambos esten desactualizados.

    En el post dice que hay 11 comentarios y al abrir el post me dice que hay 9.

  10. Mar

    Me ha encantado esta entrada, gracias!!! Genial!

    Quería hacer una puntualización, si me lo permites. En la frase inicial “El ejemplo más conocido es la famosa triada de dieta equilibrada, ejercicio físico y nada de tabaco con la noble finalidad de prevenir enfermedades.” debería figurar el alcohol también, junto al tabaco: “nada de tabaco ni alcohol”.
    Es algo en lo que existe pleno consenso científico y entre las recomendaciones de la OMS de hábitos saludables está “cuanto menos alcohol, mejor”.

    Saludos y gracias de nuevo por esta genial y práctica entrada.

    1. Shora

      Gracias, Mar.

      Pues lo del alcohol lo estuve meditando si lo ponía o no porque no está tan claro que un consumo pequeño sea perjudicial para la salud. Está clarísimo que un consumo excesivo es perjudicial pero un consumo moderado, no tanto… La propia OMS establece límites de lo considerado sano o no en cuanto a consumo de alcohol: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/05/31/actualidad/1338466501_319821.html

      1. Mar

        Hola Shora,

        Entiendo que no lo tengas claro, pues esta idea está muy extendida y aceptada. Yo también lo creía así hasta que profundicé en el tema hace no mucho. La interpretación que se hace en este artículo de “El País” no se corresponde con la postura de la OMS. Ya se sabe que en los periódicos se puede publicar cualquier cosa y son lugar perfecto para los conflictos de intereses. Que el consumo “moderado” de alcohol puede resultar beneficioso para la salud es un falso mito muy extendido, como los que salen en este artículo tan interesante que has publicado.

        Y la expresión “beber con moderación” es la utilizada por las industrias de bebidas alcohólicas, porque el término “moderación” es indefinido y actúa a su favor en la mente de los consumidores.

        La Asociación Americana del Corazón (libre de conflictos de intereses) afirma: “No es recomendable beber vino o cualquier otra clase de bebida alcohólica para obtener beneficios cardiovasculares”.

        La postura del GREP-AEDN (Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas) es que “de ninguna manera se debe promover el consumo moderado de alcohol en la población”. Los motivos que justifican esta postura y el documento completo se puede consultar en:
        http://www.grep-aedn.es/documentos/alcohol.pdf
        Pero se puede resumir en que “No hay un nivel de consumo de alcohol libre de riesgos”.

        En palabras de la OCU: “En la publicidad de las bebidas alcohólicas nos recomiendan un consumo responsable. Pero a nosotros nos gusta más la propuesta que hace la OMS de “cuanto menos alcohol, mejor”. “No queremos dar a entender que hay un consumo seguro para toda la población. Tal vez sea más exacto hablar de consumo de riesgo bajo”. “No hay una cantidad 100% segura” [de alcohol] “Consumo seguro = CERO” [de alcohol]. http://aedninforma.blogspot.com.es/2010/12/una-reflexion-sobre-el-alcohol.html

        Los productores de bebidas alcohólicas (y las fundaciones asociadas) difunden continuamente estudios en los que se “observa” que las personas que “beben con moderación” (beber “mucho” no cuela) presentan menor riesgo de sufrir algunas enfermedades (o menor riesgo de mortalidad). Ocurre esto en estudios “observacionales” (esta es la clave y el chollo para las empresas de bebidas alcohólicas). Pero no es una asociación “causal”: la población que bebe alcohol “con moderación” no gana salud con “ese” alcohol. Simplemente son dos efectos que se presentan juntos con frecuencia, pero no es correcto concluir por ello que uno es la causa del otro.

        Porque existen muchos otros factores asociados: quien bebe “con moderación” no lo bebe “en exceso”. No es que está ganando salud, es que la pierde menos que los muy bebedores. También tiene mejor estatus socioeconómico, hace más ejercicio, toma más productos frescos y en general hábitos más saludables.

        Mucha de la información que cuento la he obtenido del libro “Secretos de la gente sana”, donde Julio Basulto explica este tema maravillosamente.
        http://juliobasulto.com/nueva/secretos-de-la-gente-sana/

        El nutricionista Juan Revenga profundiza también en el tema en los artículos:
        -http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2013/02/22/quien-dice-que-la-cerveza-es-buena-para-la-salud/
        -http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2012/11/30/el-efecto-del-alcohol-sobre-la-salud-la-opinion-de-la-oms/
        -http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2012/10/31/bebidas-alcoholicas-y-salud-buena-o-mala-relacion/

        Perdona la extensión, pero este tema me parece un importante pilar de salud y quería exponer las posturas de estos organismos, aportando información por si alguien quiere profundizar.

        Espero que mi aportación sea de utilidad. Enhorabuena de nuevo por tu blog, que sigo con gusto e interés y ¡gracias! ¡Saludos!

        1. Shora

          Mar: Muchísimas gracias por la información tan detallada. Ahora tengo más claro el tema gracias a ti. Lo voy a incluir en el post junto al tabaco.

  11. Shora

    Disculpad los problemas en la aparición de comentarios. Se debe a que hemos puesto este post en estático en lugar de dinámico para que el servidor no petase ante tantas visitas procedentes de Menéame y de otros lugares (ha sido un aluvión de tráfico bestial entre ayer y hoy). Por eso los comentarios no se actualizaban como debieran. Cuando pase el chaparrón, el post volverá a estar en dinámico y funcionará todo con normalidad.

  12. Hugh

    ¿Se podría añadir que un facultativo te mande natación para cualquier problema de espalda? Creo que esto es endemismo español puro.

    1. Shora

      En general, la natación es bastante beneficiosa para el dolor de espalda. Y no son sólo los médicos españoles quienes lo recomiendan, en el extranjero es también una recomendación común. Aunque, eso sí, hay que profundizar en el tipo de dolor y su causa para recomendar o no la práctica de este ejercicio físico.

      http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10410527

      1. Hugh

        Gracias Shora. Tienes razón, se que es beneficiosa para determinados dolores de espalda que como dices hay que concretrar.
        Me refería mas bien a la fijación que hay por ese deporte como “medicina” para espalda y luego te prohiben hacer Pilates… lo que demuestra que muchos lo mandan por mito, porque lo han oído toda la vida.
        Gracias por el link 😉

        1. Ares

          Ya creo que me estoy pasando con los comentarios, por suerte éste será el último.

          @Hugh
          Quizás dependa del dolor de espalda, pero por corazonada supongo que no debe variar mucho.
          Yo he sufrido de lumbago algún par de veces y el ejercicio que me han mandado los médicos es acostarme en una cosa plana hasta que todo pase, nada de trabajo ni tonterías.
          A raíz de que es común la “recomendación” coloquial de que para el lumbago es bueno hacer ejercicios tipo Pilates he preguntado por ello y siempre me han dicho que no haga nada. En mi caso ése “nada” no ha tenido que ver con natación ja ja ja.

  13. Westy

    ¡ Menos mal! Ya estaba harta de la frase si escuece es que cura. Además del daño que produce el alcohol en una herida abierta, se me caen los lagrimones. Muchas gracias por estos magníficos consejos.

  14. Lolo

    La dosis de medicación ¿no depende del peso? Yo peso unos 100 Kg y tomo paracetamol de 1 Gr. Me lo recetó el médico, y desde luego, con menos dosis no me hace efecto…

    1. Shora

      No sólo del peso, también depende de otros factores que influyan en la metabolización, en la absorción, en la excreción… La dosis estándar que se recomienda se hace en base a estudios de una población normal. Por ello, si un tratamiento fuera de efecto insuficiente para una persona en concreto habría que estudiar si se aumenta la dosis o se sustituye por otro tratamiento.

  15. Miguel

    No me he preocupado de comprobar todas las referencias científicas, entre otras cosas porque no tengo tiempo, pero el de los cepillos de dientes sí. Y la verdad es que las conclusiones del experimento citado no son tan radicales como las que aquí se presentan. De hecho se prueba la mayor eficacia en eliminación de placa (QHI y MAPI) en detrimento de mayores probabilidades de irritación y de sangrado. Es decir, con el texto seis le pones el sanbenito a esos cepillos, y con la referencia científica dices: “Bueno, depende de mis necesidades concretas”. Saludos!

    1. Shora

      Miguel:

      Las conclusiones del estudio respaldan parte lo que se dice en el artículo:

      “Manual toothbrushes with hard bristles may better remove plaque, but may also cause more soft tissue trauma compared to brushes with softer bristles”.

      Y lo dicho aquí:

      ” Los cepillos de dientes de cerdas duras apenas limpian mejor y pueden dañar el esmalte de los dientes y provocar sangrado e inflamación de las encías.”

      Otros estudios sobre el tema:

      http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17912997

      “Hard-filament toothbrushes remove more plaque than soft filament brushes, but also cause a higher number of gingival abrasions.”

      Dado el daño a encías y la agresión a largo plazo que podría tener sobre el esmalte, no compensa el beneficio que pueda haber por retirar más placa.

  16. sacksquatch

    Debo admitir que al principio el título me parecía tan llamativo que creí que me conduciría a algo sensacionalista pero me alegro de haberme dejado llevar; los mitos que se desmienten los he escuchado tantas veces que no dudaré en recomendarlo. Un saludo desde México.

  17. jgonzalezg

    Esther, supongo que la alcalosis metabólica producida por el bicarbonato será de muy corta duración. Creo que el cuerpo tiene mecanismos de compensación muy potentes, que enseguida llevarían el PH a valores normales.
    Un saludo, Julián

    1. Shora

      Julián:

      Depende de la dosis de bicarbonato que tome la persona. Si es una dosis baja no tiene por qué llegar siquiera a producir alcalosis. Conforme se vaya aumentando la dosis se va incrementando el riesgo de alcalosis y puede llegar a un punto en el que los mecanismos de compensación se vean superados por la dosis de bicarbonato (pero habría que tomar mucho para ello o tener otros factores predisponentes detrás).

  18. Ester

    Muy interesante, pero la seguridad social no financia ni la asistencia sanitaria ni los medicamentos.
    Esas prestaciones se financian con los impuestos no con las cotizaciones.
    Las cotizaciones son la hucha para las contingencias y las jubilaciones de los trabajadores.

    1. Shora

      Ester: Independientemente del origen de la financiación de la Seguridad Social, ésta excluye medicamentos cada cierto tiempo que deja de costear:

      http://www.cincodias.com/articulo/economia/boe-publica-lista-medicamentos-pagara-seguridad-social/20120817cdscdseco_1/

      http://www.semae.es/wp-content/uploads/2012/07/Listado-medicamentos-excluidos.pdf

  19. Ares

    Con respecto al cepillo de dientes, fui uno de los que vivió mucho tiempo con el dogma de que los cepillos cerda dura eran “el cepillo” y los cerdas blandas era para niños menos de 5 años o no sé qué. Por fortuna algún día por cuenta propia pensé que todo eso era una tontería y más bien parecía ser perjudicial, a partir de ahí comencé a usar cerda blanda. Para mi desgracia fueron muchos los años que estuve así.
    Creo tener las encías un poco retraídas a raíz de eso.

  20. Alejandra

    ¿Este decálogo los has elaborado tú? Porque mira lo que me acabo de encontrar… https://fbcdn-sphotos-g-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash3/903910_452052814878079_1284471123_o.jpg

    1. Shora

      Pues sí. Muchas gracias por decímelo. Acabo de decirles a Labco que se dignen en mencionar la fuente al menos. Si lo que quieren es promocionarse en las redes sociales, qué menos que citen al original.

      1. Alejandra

        Gracias por la aclaración. Yo iba a escribirles también porque el post tuyo lo leí hace unos días y este lo he visto hoy. Quería cerciorarme antes. Es alucinante. Yo debería estar curada de espanto porque soy periodista y nos hacen esto constantemente, pero es que no puedo con el morro. No cuesta nada atribuirlo y además es lo que se debe hacer. Un abrazo 🙂 Alejandra

        1. Shora

          Uy, yo también debería estar curada de espanto (intentaron en su día copiarme el blog entero), pero nunca me acostumbro 😛

          http://bit.ly/6YlYFW

          http://bit.ly/dgD6rY

  21. Antonio

    Como experto en Ortopedia, yo también veo diariamente malas prácticas en nuestros clientes. De las más habituales suelen ser el uso incorrecto de las muletas (lo cual provoca en muchos casos nuevas lesiones) o el uso indebido de ortesis (como muñequeras, rodilleras, etc), no obstante, existen muchas más. Si un día quieres Shora estaría encantado de escribir algún artículo para tu web, nosotros hemos inaugurado recientemente un blog donde también tratamos temas de salud relacionados con el mundo de la ortopedia

  1. 10 prácticas de salud erróneas en España

    […] 10 prácticas de salud erróneas en España […]

  2. 10 prácticas de salud erróneas en...

    […] Nuestra salud está la mayoría de veces en nuestras manos. ¿Quiere saber cuáles son las prácticas de salud erróneas que se basan en mitos y falsas creencias?  […]

  3. 10 prácticas de salud erróneas en...

    […] Nuestra salud está la mayoría de veces en nuestras manos. ¿Quieres saber cuáles son las prácticas de salud erróneas que se basan en mitos y falsas creencias? No dejes de leer este post.  […]

  4. 10 prácticas de salud erróneas en...

    […] Nuestra salud está la mayoría de veces en nuestras manos. Sólo puntualmente depende de la actuación de médicos y demás profesionales sanitarios en los momentos críticos de enfermedad. Durante el resto del tiempo, nuestras propias prácticas cotidianas resultan esenciales y decisivas en la salud a largo plazo. El ejemplo más conocido es la famosa triada de dieta equilibrada, ejercicio físico y nada de tabaco con la noble finalidad de prevenir enfermedades.http://www.farmaciafrancesa.com/main.asp?Familia=189  […]

  5. Què NO hem de fer davant de 10 pràctiques de salut errònies | capvallsics

    […] Font: MEDTEMPUS […]

  6. Prácticas de salud erróneas en España | Salud y Bienestar

    […] Fuente: http://medtempus.com/archives/10-practicas-de-salud-erroneas-en-espana/ […]

Los comentarios han sido desactivados.

Leer entrada anterior
Maletín
El oscuro presente y futuro de los visitadores médicos

El pasado domingo, muchos médicos, farmacéuticos y demás personal sanitario nos reunimos con expectación frente al televisor. El programa de...

Cerrar