Así es el posible mecanismo autoinmune tras los extraños trombos vinculados a la vacuna de AstraZeneca

Colaboración con eldiario.es.

Vacuna AstraZeneca

El pasado miércoles 7 de abril, la Agencia Europa del Medicamento (EMA) ofreció una rueda de prensa informando sobre sus conclusiones más actualizadas acerca de la vacuna de AstraZeneca, ahora llamada Vaxzevria. En esta ocasión, la EMA planteaba un posible vínculo entre la administración de dicha vacuna y la aparición de coágulos sanguíneos (trombosis) en combinación con niveles bajos de plaquetas en sangre (trombocitopenia). Este extraño efecto adverso se detectaba con una frecuencia muy baja: alrededor de un caso entre 100.000 personas vacunadas. Ante estos datos, la Agencia recomendaba añadir este trastorno de la coagulación sanguínea a la lista de posibles efectos adversos muy raros de Vaxzevria.

Como es normal que ocurra en las etapas tempranas de los sistemas de farmacovigilancia, las certezas sobre este posible y raro efecto adverso son aún pocas y las incertidumbres grandes. Aún no puede afirmarse de forma definitiva que esta presentación extraña de trombos se deba a la vacuna de AstraZeneca, aunque las sospechas van siendo cada vez más sólidas. Además, hay otras dos incógnitas que destacan por su importancia: ¿Existen factores de riesgo o grupos de riesgo (de cierta edad y sexo) más vulnerables a padecer esta trombosis con plaquetas bajas? ¿Cuál es el mecanismo por el que sucede?

Por ahora, la EMA ha explicado que no tiene evidencia suficiente como para saber si efectivamente las mujeres menores de 60 años, que son la mayoría de personas que han sufrido dichas trombosis, son grupo de riesgo. No puede descartarse aún que esto se deba, en realidad, a las características de la población vacunada en Europa (en las que haya proporcionalmente más mujeres de este rango de edad). Tampoco hay datos suficientes como para establecer factores de riesgo concretos. Los 86 casos de trombos con niveles bajos de plaquetas en sangre detectados y analizados en profundidad (de un total de aproximadamente 25 millones de personas que habían recibido Vaxzevria a fecha de 22 de marzo), no permiten aún establecer conclusiones sobre esta cuestión.

Seguir leyendo en: Así es el posible mecanismo autoinmune tras los extraños trombos vinculados a la vacuna de AstraZeneca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Medicamentos
El omeprazol o los mal llamados «protectores gástricos», los medicamentos que ganan en consumo obsesivo

Colaboración con Hipertextual. Hace más de 30 años, concretamente en 1988, aparecía en España el primer fármaco inhibidor de la...

Cerrar