La exposición del feto al cannabis se asocia a trastornos mentales a largo plazo

Colaboración con Investigación y Ciencia.

Cannabis

Tras el alcohol y el tabaco, el cannabis es la droga recreativa más consumida en España, sobre todo entre los más jóvenes. Según la Encuesta EDADES sobre Alcohol y Drogas en España, en 2020 el 37,5 por ciento de la población general (46,3 por ciento de los hombres y el 28,7 por ciento de las mujeres) consumió cannabis alguna vez en su vida, el 10,5 por ciento durante el último año, el 8 por ciento durante el último mes y el 3 por ciento a diario. Se estima que entre el 2 y el 5 por ciento de las mujeres consumen marihuana durante el embarazo. Ese porcentaje se eleva a entre el 15 y el 28 por ciento en las mujeres jóvenes, residentes en ciudades y de entornos socioeconómicos desfavorecidos.

Entre el 34 y el 60 por ciento de las consumidoras de cannabis continúan empleando esta droga durante el embarazo. Muchas de ellas no cesan su consumo porque creen que es relativamente segura durante la gestación, además de ser una droga más barata que el tabaco. La dependencia y el abuso de esta sustancia entre las mujeres embarazadas también dificulta la interrupción de su utilización. Diferentes estudios sugieren que el consumo frecuente de marihuana durante la gestación incrementa el riego de que el bebé tenga un peso menor de 2,5 kilos al nacer y sufra alteraciones en el desarrollo cerebral. Estas alteraciones se manifestarían más adelante en la vida como dificultades para resolver problemas, déficits de atención y de memoria y trastornos del comportamiento.

En la actualidad, el conocimiento sobre los efectos perjudiciales de la marihuana sobre el feto sigue siendo limitado, especialmente aquellos que se producen a largo plazo. Estudios previos detectaron que los bebés que estuvieron expuestos al cannabis en el útero materno tenían un mayor riesgo de sufrir diversos trastornos psiquiátricos durante la infancia temprana y media. Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista JAMA Pediatrics aporta más información sobre las consecuencias a más largo plazo en la salud mental de este colectivo.

Seguir leyendo en: La exposición del feto al cannabis se asocia a trastornos mentales a largo plazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *