Penalizar el aborto: un riesgo para la salud de las mujeres sin recursos

Colaboración con Mètode.

Embarazada

El derecho al aborto ha vuelto a convertirse en noticia por los recientes eventos que han ocurrido tanto en Estados Unidos (EE.UU.) como en España. Mientras que en nuestro país el derecho a la interrupción del embarazo se ha ampliado para que las mujeres menores de 16 años puedan abortar sin el permiso de los padres, en Estados Unidos este derecho nacional, vigente desde 1973, podría desaparecer.

En el caso de que el Tribunal Supremo del país norteamericano decidiera derogar finalmente la sentencia a favor del derecho al aborto, esto supondría dejar en manos de los distintos Estados su prohibición o legalización. Aunque en muchos de ellos el aborto seguiría siendo legal, es seguro que en múltiples territorios conservadores se establecería su prohibición inmediata o restricciones importantes en su realización.

El derecho al aborto refleja de forma clara cómo una determinada política o ley puede afectar de forma importante a la salud y a la vida de su ciudadanía. En este sentido, el 14 de mayo, la prestigiosa revista médica The Lancet lanzó un duro editorial  en el que defiende la actual ley del aborto en EE. UU. y advierte que los jueces que voten a favor de su derogación «no tendrán éxito en terminar con el aborto, tan solo tendrán éxito en terminar con el aborto seguro».

Seguir leyendo en: Penalizar el aborto: un riesgo para la salud de las mujeres sin recursos

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.