«

»

Nov 05 2005

Imprimir esta Entrada

El lenguaje de la manipulación

ManipulaciónHoy he dado un paseo virtual por ARP (Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico). Una página web muy recomendable si lo que se desea es adquirir conocimientos y sobre todo, lo más importante, aprender a pensar.

De todo lo que he leído, lo que más me ha llamado la atención ha sido esta sección:

Falacias Lógicas

Me he puesto a pensar sobre la frecuencia con la que se utilizan. Lo vemos todos los días, cercano a nosotros, en nuestra vida diaria y continuamente en la actividad política.
¿Quién no ha oído alguna vez alguna falacia en la que se intenta desacreditar los argumentos con ataques directamente a la persona que los ha realizado? Si me pongo a pensar, en ataques entre políticos podría pasarme días y días poniendo ejemplos. Y en la vida corriente, otro tanto.

O el siempre tentador lenguaje prejuiciado. Que sutilmente nos conduce a aceptar el argumento establecido. Y otros muy frecuentes como cambiar totalmente el tema de conversación hacia derroteros que nada tienen que ver con el tema principal e inicial pero que sirven como vía de escape.

Yo he llegado a escuchar no sólo relativizaciones morales (odio el relativismo moral que sólo se centra por interés) sino relativizaciones de la verdad para rechazar argumentaciones. “Razonando” que como la verdad es relativa para cada uno, los argumentos expuestos no son válidos. Olé y olé, esa persona creo que se llevará el premio de honor ad eternum al gallifante de oro en el puesto de Magna Falacia, porque es como el anillo único. Una Falacia para juntarlas a todas.

Y, aunque a primera vista parezca fácil mantener una actividad crítica ante razonamientos y argumentaciones, a veces las falacias se nos escapan y nos llevan a conclusiones erróneas. Si ya de por sí no se mantiene una visión crítica, ocurren cosas como el efecto masa o, dicho de otra forma, borreguismo en estado puro.

Hay veces en las que el llamamiento del sentimiento colectivo por una causa con argumentos fundamentalistas: “Dios está de nuestra parte” “Lucharemos contra el mal”, etc, etc (Sí, si a alguien le ha venido la imagen de Bush, es en quien estaba pensando), lleva casi al momento al peregrinaje borreguil hacia donde el pastor desee.

Todo eso hace que sea muy, pero que muy difícil que se realicen conversaciones completamente razonadas, lógicas y sin ningún tipo de falacia.

Eso sí, cuando se consigue, nos encontramos joyas como esto:

Conspiranoia

Me quito el sombrero ante este señor.

Enlace permanente a este artículo: http://medtempus.com/archives/el-lenguaje-de-la-manipulacion/

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Naproxeno

    Disculpa mi ignorancia pero ¿qué es exactamente el relativismo moral? ¿Me podrías poner algún ejemplo? Gracias.

    Por cierto, muy interesante el artículo. Como dices, se encuentran multitud de ejemplos en política. En estos momentos sólo hay que ponerse a ver algún noticiario y escuchar las distintas acusaciones con esto de estatut de Cataluña para tener una catálogo completo de falacias.

  2. Shora

    El relativismo moral también es llamado pragmatismo.
    Según esta visión, todo es bueno o malo según las circunstancias y la sociedad en donde nos situemos.
    Como todo es relativo según ésto, la persona relativista caerá en el error de asociar lo que es bueno o malo según sus propios intereses y circunstancias.

    Un ejemplo extremo pero claro serían los terroristas de ETA que consideran que hacer atentados está bien si es por el bien de la independencia del País Vasco (por sus circunstancias).

    El otro extremo sería el absolutismo moral, en la cual todo está ya fijado que sea bueno o malo. Éstos extremos suelen llevarse por algunas religiones o dictaduras (sobre todo el cristianismo de hace unos siglos con su inquisición).

    Y normalmente estos dos extremos absolutismo-relativismo van alternándose en nuestra sociedad a lo largo de la historia como un péndulo. Una forma de efecto rebote de una situación a otra xD
    Ahora nos encontramos prácticamente en la fase relativista, así que dentro de unos añitos (espero que yo no pueda verlo) volveremos a estar en otro ambiente absolutista.

    Lo ideal sería mantenerse en una postura intermedia entre ambas posturas que es lo que yo procuro. Y mantener unos principios básicos universales (los derechos humanos) y otros relativos.

    Y sí, con lo del Estatut dan ganas de coger una libretilla enfrente de la tele y empezar a apuntar todas las burradas que dicen, lo malo es que se me cansaría la mano y no podría apuntar todos los rebuznos xD

  3. Naproxeno

    Gracias por la explicación.

    La verdad es que comparto tu postura, que me parece la más sensata, pero tengo que reconocer que a veces es muy difícil mantenerse en equilibrio y abstraerse para tener la tranquilidad de que las decisiones morales que se toman no están influenciadas por el entorno y no se está actuando de forma relativista. Dejando a un lado las cuestiones morales más básicas (derechos humanos,…) en ocasiones es complicado estar seguro de que se está haciendo lo correcto.

    O tal vez sólo es que soy muy indeciso… 🙂

  4. Shora

    Sí, eso que dices tú me lo he planteado ya muchas veces por varias razones.

    Creyendo que estás haciendo lo correcto con el tiempo te das cuenta de que no tenías un conocimiento amplio de la situación y que habías hecho más daño que bien.

  5. Marta

    Extraordinario tu artículo. En efecto, el uso de falacias es común en todo tipo de fundamentalistas, y también en personas obsesionadas con divulgar su posición. Por eso es bueno aprenderlas, para poderlas evitar. Pero es importante no caer en el radicalismo de pretender que solo grupos determinados usan falacias, ya que estas pueden ser cometidas por cualquier persona (por más “racional” que diga ser o se crea)

    Respecto de ARP, tengo mis reservas, ya que no considero que sea un grupo que “ayude a pensar” o que promueva el “pensamiento crítico” (esto lo usan, en mi opinión, como un anzuelo para captar personas interesadas en la ciencia), sobre todo si tomamos en cuenta que sus propios miembros usan agresivamente diversos tipos de falacias, especialmente la ad hominem (hasta el punto que algunos de sus miembros han sido sentenciados en Tribunales por injuria http://www.planetabenitez.com/sentencia.htm ) y también el lenguaje prejuiciado (al calificar de pseudocientíficos, ignorantes, bestias, crédulos etc. al que sostenga una teoría no ortodoxa o investigue temas paranormales o haya sido testigo de algún presunto fenómeno de este tipo; o como “chorrada”, “ridiculez”, etc. a esos temas, sin efectuar matización alguna; con lo cual ya el propio lenguaje usado predispone sutilmente en contra del tema). Considero este grupo un grupo pseudoescéptico (o falso escéptico), cuyos rasgos más característicos (y que toda persona debería conocer para no dejarse engañar) se pueden ver aquí:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Pseudoescepticismo

    Basta comparar esos rasgos típicos del falso escepticismo con los de los miembros de ARP (y otras páginas y blogs similares) para hacerse una idea de su “escepticismo”. Un resumen de los diversos tipos de insultos, manipulaciones y actitudes de estos sujetos puede verse aquí:
    http://ojo-critico.blogspot.com.es/2006/06/luis-alfonso-gamez-arp-y-el-fraude-de.html

    http://ppproductions.blogspot.com.es/2006/12/escptico-de-los-escpticos.html

    Reconozco que es fácil dejarse seducir por estos sujetos, ya que aparentemente dan una visión sensata y racional de ciertos temas no científicos (o claramente anti-científicos o incluso de fraudes), o traducen artículos interesantes (como el de las falacias lógicas), pero esto lo hacen, como dije, para captar personas y hacerles creer que son un grupo racional y científico. Pero en lo que se investiga más a fondo, se consigue que es pura palabrería y que la supuesta racionalidad que tanto defienden no es tal; y que la esencia de su actitud es la defensa a ultranza de la visión científica convencional (y la condena y descalificación de cualquier teoría alternativa a las convencionales; sin matizar o distinguir su mayor o menor verosimilitud, sino condenando en bloque todo y metiéndolo en el mismo saco).

    Recomendaría al lector que examine cuidadosamente los links anteriores y, usando el pensamiento crítico y la lectura rigurosa, juzgue las páginas y blogs escépticas, y saque sus propias conclusiones. (Quizás la irracionalidad y no esté solo de un lado…)

    En conclusión, creo que el pensamiento crítico es fundamental para pensar correctamente, pero que éste no está de un solo lado ni es monopolio de nadie ni es aplicable solo a un tema determinado (ej: a cosas paranormales o esotéricas, como hacen los falsos escépticos), sino a cualquier tema (ej: temas políticos, científicos, etc.). En especial, como dije, vale la pena examinar críticamente la literatura de los que se hacen pasar por pensadores críticos y escépticos… (podemos aprender mucho de ello viendo como no todos predican con el ejemplo y como usan creativamente casi todo tipo de falacias, en especial la ad hominem)

    Bueno fue solo una reflexión personal y pensamientos en “voz alta”… felicitaciones de nuevo por tu página y artículos!!!!

Los comentarios han sido desactivados.

Leer entrada anterior
Religión
Una de tests: ¿En qué religión te sitúas?

Sacado de esta página: Quiz Galaxy Está curioso aunque es algo incompleto, debería tener más preguntas. En lo de humanista...

Cerrar