«

»

May 06 2013

Imprimir esta Entrada

La SEOM y la falacia de la evidencia incompleta

Sociedad Española de Oncología Médica La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) es una de las asociaciones médicas más importantes en nuestro país. Es una entidad sin ánimo de lucro que ha realizado y realiza un gran apoyo a la investigación, a la prevención y a la docencia en torno al cáncer y todo lo que gira a su alrededor.

Uno de sus principales pilares ha sido la divulgación y educación sanitaria de la población general sobre temas oncológicos a través de numerosas actividades y actos y lo ha hecho generalmente con acierto y de forma impecable. Por ejemplo, fue muy valioso que una sociedad de esta categoría saltara a la prensa para hacer un llamamiento de este tipo: Los oncólogos médicos piden “no generar falsas expectativas” con la divulgación de investigaciones en cáncer”.

Pese a esta excelente trayectoria, la SEOM ha cometido un gran error en su noble intención de informar a los pacientes que recurren a las medicinas alternativas (ellos se refieren a éstas como medicinas complementarias, al no ser sustitutos de la medicina). Es cierto que las personas que recurren a medicinas alternativas suelen tener muchas lagunas de información sobre el tema y todavía es más cierto que los profesionales médicos suelen desentenderse de informarles sobre el asunto (por muchas razones: falta de tiempo, de conocimientos…). Por eso, es loable que la SEOM haya pensado en dedicar parte de su tiempo a informar a este sector de la población. Sin embargo, lo ha hecho con tal falta de rigor que casi resulta irónico que sea la propia SEOM la que ha exigido rigor en numerosas ocasiones a investigadores y medios de comunicación por otros temas:

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) hace un llamamiento tanto a los investigadores como a los medios de comunicación para que sean más “rigurosos” a la hora de divulgar los resultados de una investigación científica ya que se “generan falsas expectativas” en los pacientes, que viven “con angustia” cualquier avance.

Tomemos ejemplo. Esto es un llamamiento a la SEOM para que sea más rigurosa a la hora de divulgar los resultados de investigaciones científicas sobre medicinas alternativas, generando falsas expectativas a los pacientes y favoreciendo un desconocimiento aún mayor de ellas, lo que puede poner en peligro su salud. Y es que el documento de Terapias complementarias: Nociones generales sobre las más utilizadas, es un ejemplo de libro de la falacia de la evidencia incompleta.

La falacia de prueba incompletasupresión de pruebas, o por su designación en inglés cherry picking, es la acción de citar casos individuales o datos que parecen confirmar la verdad de una cierta posición o proposición, a la vez que se ignora una importante cantidad de evidencia de casos relacionados o información que puede contradecir la proposición. Es un tipo de falacia de atención selectiva, el ejemplo más común es el sesgo de confirmación.

Desconozco quién o quiénes han elaborado dicho documento, pero se percibe a lo largo de todo él un evidente trato de favor generalizado hacia las medicinas alternativas tratadas (salvo algunas excepciones como el cartílago de tiburón o la vitamina C). De esta forma, no sólo se resta importancia a las investigaciones que refutan la eficacia clínica de dichas pseudomedicinas, sino que incluso llegan a ignorarse u omitirse (deliberadamente o no, eso ya no lo sabemos). Como si quiénes redactasen ese documento tuvieran una idea preconcebida (estas medicinas alternativas funcionan, digan lo que digan los estudios) y después se dedicaran a coger por aquí y por allá los estudios que respaldan esta idea.

Por ejemplo, cojamos un párrafo sobre el Reiki:

La investigación concerniente a Reiki se encuentra en sus primeros pasos así que no es posible llegar a conclusiones definitivas acerca de su eficacia si bien se han realizado varios estudios pilotos y en la mayoría demuestran mejoría del bienestar de los pacientes que lo reciben por terapeutas acreditados.

Es decir, la investigación del Reiki está en sus primeros pasos, pero ya puedo decir que parece que hay mejoría del bienestar. ¿Y todos los estudios que rebaten su eficacia clínica y la inexistencia de estudios que respalden su mecanismo de acción, qué?

Otro ejemplo, sobre la homeopatía:

Recientemente la Cochrane Collaboration ha llevado a cabo una revisión de ensayos clínicos en oncología, centrándose en la eficacia y seguridad de los remedios homeopáticos. Se encontraron un total de 8 ensayos clínicos en los que habían participado 664 pacientes, y la revisión halló datos preliminares que mostraban beneficio en dermatitis inducida por radioterapia y estomatitis inducida por quimioterapia.

Para empezar, la revisión de Cochrane mencionada pone de manifiesto la escasa calidad generalizada de las investigaciones sobre homeopatía. Pues los autores de la misma sólo encontraron 8 ensayos clínicos adecuados (en los que se comparaba con placebo u otro tratamiento) para la revisión. Lo segundo, de estos 8 ensayos clínicos sólo 2 parecieron dar resultados positivos sin grandes sesgos, pero:

-La supuesta efectividad de la homeopatía contra la dermatitis tras radioterapia es bastante discutible si se tiene en cuenta que se utilizó crema de caléndula (que no está altamente diluida, por lo que puede contener principios activos) y el ensayo no se hizo cegado (tanto los pacientes como los médicos sabían qué aplicaban en cada caso).

-Sobre la eficacia de la homeopatía en estomatitis inducida por quimioterapia, el estudio contaba con tan sólo 32 pacientes entre los dos grupos (16 de placebo y 16 de homeopatía) por lo que los autores se propusieron repetir el estudio con mayor calidad para ver si efectivamente era beneficioso el tratamiento homeopático. Más de 10 años después, ¿saben qué ha sido de ese estudio? Pues que o no se han publicado los resultados o no se ha realizado el estudio riguroso para rebatir o confirmar los hallazgos. Qué cosas… Además, es bastante discutible considerar también al Traumeel homeopatía, teniendo en cuenta que posee compuestos con baja o ninguna dilución.

Por otro lado, resulta curioso cómo se puede hablar de creencias terapéuticas tan dispares (como los meridianos, las vibraciones, la energía o la fuerza vital) sin la más mínima crítica científica detrás como si fueran religiones que hay que respetar, no vaya a ser que alguien se ofenda. Aunque respetar todas ellas supone dar a entender que el cuerpo humano funciona de forma esquizofrénica, como si se tratara de un cóctel mágico-espiritual que lo mismo funciona por flujos de ki que por vibraciones armónicas o interconexión con el cosmos.

Toda esta información resulta aún más perjudicial viniendo de una fuente supuestamente fiable y de confianza como es la SEOM. Si ustedes mismos dan alas a la pseudomedicinas, como si fueran creencias que hay que respetar, no tardarán en darse cuenta de que las creencias, como el cáncer, también pueden matar.

PD: La lista de la vergüenza también recoge la noticia en: La Sociedad Española de Oncología Médica y las “terapias complementarias”

Actualización

El departamento de comunicación de la SEOM me informa que ha decidido retirar la sección de terapias complementarias:

Esta información ha sido elaborada por un Comité de oncólogos médicos  y nunca ha tenido como objetivo recomendar este tipo de terapias complementarias ni hacer apología de estas prácticas. Este apartado nació con la intención de disipar las dudas que le puedan surgir a los pacientes con cáncer sobre este tema.

Es fundamental que los pacientes estén informados y no abandonen el tratamiento médico y siempre consulten e informen a su oncólogo de las terapias complementarias que practiquen o ingieran porque algunas pueden interactuar con el tratamiento oncológico.

Por todos los comentarios surgidos en las redes, parece que no está clara la información que ofrecíamos y podía inducir a error, por lo hemos decidido bloquear la información hasta revisarla en profundidad.

Enlace permanente a este artículo: http://medtempus.com/archives/la-seom-y-la-falacia-de-la-evidencia-incompleta/

21 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Gari

    El cerebro humano está diseñado para creer por defecto y claro, cuando no se tiene ni p. idea de algo porque ese algo se lo ha inventado alguien pos por defecto se cree.

  2. Obi

    Si las terapias son complementarias (es decir, que no se abandona el tratamiento médico habitual) no matan a nadie, y no hay necesidad de ir promovimendo el miedo y el alarmismo entre la población, y mucho menos tratar de “ignorantes” o “credulos” a aquellos que utilizan dichas terapias.

    Lo que se debe es informar de que no se debe abandonar las terapias eficaces (que tienen validez científica) por otras, sino en todo caso complementarlas. Y por supuesto también seguir investigando estas terapias “complementarias” “alternativas” “pseudoterapias” o como quieran llamarlas. Es necesario también obtener más información sobre ellas tanto para negarlas (como hace esta señora) como para afirmarlas.

    Lo demás; puro cientificismo paternalista. Debemos comprender que el paciente que tiene cáncer recurre a las terapias complementarias para paliar los efectos secundarios de la enfermedad, de hecho se han hecho encuestas y en España son un 36% de los pacientes los que recurren a las terapias complementarias sin informar a sus médicos, y no lo comentan porque “consideran que puede haber una actitud poco colaborativa por parte del oncólogo”. Aqui les dejo el enlace: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/07/14/oncologia/1310672687.html.

    Cabe reflexionar sobre ello, y sobre lo que los pacientes quieren a la hora de llevar su enfermedad. Independientemente de lo que consideremos como científicos; primero somos personas.

    1. Shora

      ¿Que las terapias complementarias no matan a nadie? Díselo tú a estas personas que ya no están con nosotros:

      http://www.guardian.co.uk/science/2010/oct/18/dozens-killed-acupuncture-needles

      http://esmateria.com/2013/02/20/el-uso-de-productos-homeopaticos-puede-matar/

      Yo comprendo perfectamente que puedan recurrir a ellas y son totalmente libres de hacerlo. Pero cuando una decisión se toma desde la ignorancia esa persona no es realmente libre. Si una persona sabe lo que hay y decide recurrir a ello, adelante, no ha existido engaño de por medio y decide por sí misma.

      1. Obi

        Contestando a tu pregunta; los dos artículos que has enlazado no especifican en ningún punto que esas personas estuvieran bajo tratamiento médico habitual y usaran esas terapias alternativas como “complementarias” a otras. Por lo tanto, el riesgo es evidente. NO se deben abandonar las terapias (que ya han sido probadas científicamente) por ninguna terapia alternativa. Y recomiendo que los pacientes informen a sus médicos y en los hospitales en el caso de que pensaran hacerlo.

        Lo que quería manifestar en mi opinión anterior es que creo que hay que informar a la gente e intentar comprender por qué recurren a ese tipo de terapias en lugar de tratarles como “ignorantes” o de “incapaces de decidir por sí mismos”; esa actitud es, precisamente, la que les echa atrás a la hora de informar a sus médicos. Hace falta un cambio de percepción social acerca de las terapias alternativas, más información, más investigación y por supuesto; menos estigma.

        Yo soy estudiante de medicina y sin embargo, un familiar ha recurrido a la acupuntura (yo le aconsejé que aún así fuera al hospital). ¿Tú crees que le hubiera ayudado que yo le dijera algo así como: No vayas! ¿no tienes ni idea de que eso es un timo?

        Desde luego, espero que estemos de acuerdo en que esas no son maneras de enfocar este tipo de cosas y mucho menos de dirigirse así a los pacientes. Así que, las personas que recurren a estas terapias, lo hacen por alguna razón; ¿de verdad es por ignorancia? Yo creo que no, creo que es algo más; voluntad de sanarse, de estar bien.

        En fin, tampoco pretendo dar clases de etica a nadie, pero quiero aportar un enfoque distinto al que venimos dandole desde hace un tiempo, y no porque estudie medicina, sino por que afecta a muchas personas que ya tienen suficiente con estar enfermas como para sentirse estigmatizadas o de que son “ignorantes” y no “libres” por acudir a estas terapias.

        Teniendo en cuenta esto, creo que se debería tratar este tema con más delicadeza y no exclusivamente desde la mirada de “cientificista paternalista” de “todo lo que no esté aprobado con el método científico; a la hoguera” y quién lo use “ignorante” “dependiente” o “magufo”. Honestamente, creo que esta actitud es contraproducente para la ciencia y para la sociedad.

        1. Shora

          En el artículo no se ha insultado ni criticado a nadie (salvo la crítica a la SEOM), y mucho menos a los pacientes que recurren a las medicinas alternativas. La crítica ha ido centrada a las medicinas alternativas y nada más. Lo que suele ocurrir es que algunas personas defensoras de estas disciplinas que se sienten ofendidas por criticar estas terapias y lo toman como algo personal (como intuyo que es tu caso). Hay una gran diferencia entre criticar una idea o una creencia (que puede ser brillante o estúpida) a criticar a una persona.

          1. Obi

            Yo no he dicho en ningún momento que se haya insultado o criticado a alguien, solo he expresado mi opinión y te he contestado a lo que has dicho en tu anterior comentario:

            “Pero cuando una decisión se toma desde la ignorancia esa persona no es realmente libre. Si una persona sabe lo que hay y decide recurrir a ello, adelante, no ha existido engaño de por medio y decide por sí misma.”

            Y a esto te contesto; ¿Cómo valoras tú eso? ¿Que una persona no es libre, o lo hace por ignorancia? Las personas que recurren a esas terapias es por algo, y en primer lugar por querer sanarse y no entiendo como se puede reducir a que “son ignorantes” o “no son libres”. Sólo he querido señalar que no me parece un buen enfoque del tema; esa actitud es de la que rehuyen los pacientes. Y en ningún momento he dicho que defienda las terapias alternativas o que me lo haya tomado como algo personal, te agradecería que te ciñas al tema en lugar de atacar mi posición.

  3. hecateb1

    Pues ya podrían tener un poco más de rigor al tratar la información. Llevo todo un día buscando enlaces sobre el timo del bicarbonato para el cancer (un médico de Murcia se lo ha recomendado a una amiga con cáncer de mama y metástasis en hígado y pulmón, qué pena que no le pidiera factura) y de pronto me sale esto… a veces da la impresión de que algunos médicos están peleados con el método científico

    1. Shora

      Espero que esta información te resulte de utilidad. Es de la Sociedad Americana del Cáncer sobre el tratamiento con bicarbonato:

      http://www.cancer.org/treatment/treatmentsandsideeffects/complementaryandalternativemedicine/herbsvitaminsandminerals/sodium-bicarbonate

      Si el inglés es un problema, te traduzco el párrafo más importante:

      “No hay datos científicos que justifiquen la administración de bicarbonato sódico a pacientes con cáncer. La administración de bicarbonato de sodio incluso posee riesgos para pacientes con hipertensión, enfermedades del pulmón, corazón, riñones y pacientes con cáncer. El equilibrio del cuerpo puede alterarse cuando se consume en grandes cantidades. Es una atención médica irresponsable administrarlo sin monitorización a pacientes gravemente enfermos”.

  4. Escribidor

    Es bastante frecuente (e interesada) la confusión entre fitoterapia y homeopatía. Como bien dices, las cremas, de caléndula o de lo que fuese, tienen principios activos medibles, cosa que la homeopatía no posee. Tanto es así que el famoso Traumeel, de laboratorios Heel, que se anuncia como medicamento homeopático, tiene en su fórmula compuestos de muy baja dilución e incluso algunos sin dilución, lo que directamente echa por tierra su presunta acción homeopática. Vale decir, que ni siquiera en ese caso se podría validar el mencionado efecto, porque es una mescolanza interesada. Un saludo.

  5. Pablo

    Hola, no he leído el artículo entero, me he quedado en el asunto del reiki.

    Todo el tema de las terapias o medicinas alternativas me llama mucho la atención, estoy a punto de licenciarme en medicina y a pesar de haber pasado 6 años recibiendo información intensiva sobre la medicina alopática, la occidental vamos, sigo abierto a pensar que las otras formas de ayudar a las personas pueden tener alguna efectividad, en fin, supongo que ya habrás encendido en tu cabeza la alarma anti-pseudomédico xD, así que voy al grano…

    Cito: “¿Y todos los estudios que rebaten su eficacia clínica y la inexistencia de estudios que respalden su mecanismo de acción, qué?”

    El caso es que entré en el enlace que pusiste a una parte de esas palabras que cito y llego a una web de MurciaSalud en la que pone en negrita: no es posible afirmar que la terapia con Reiki sea efectiva.

    Y mi crítica está en que una cosa es rebatir o refutar (según la RAE son sinónimos) su eficacia clínica y otra diferente no poder afirmar que exista esa eficacia clínica. Esa esa la razón por la que yo no las rechazo, hasta lo que yo se, no puedo decir que sean efectivas, sólo tengo indicios o intuiciones o experiencias que muestran que es posible que lo sean, pero lo que no puedo decir tampoco es que no funcionen, con seguridad.

    Si alguien conoce algún estudio que demuestre que no son efectivas alguna de ellas, me gustaría verlo.

    1. Shora

      Cuando una terapia es inefectiva, puedes estar décadas haciendo estudios intentando demostrar su eficacia (como lo homeopatía), pero no lo vas a encontrar y siempre se dirá “la evidencia es insuficiente para sugerir el reiki como terapia efectiva”. ¿Por qué? Porque los que suelen buscar encontrar resultados positivos hacen estudios chapuceros y los que hacen estudios rigurosos suelen encontrarse con nada. Como en ciencia se priman los resultados positivos sobre los negativos, queda una mezcla confusa de resultados positivos y negativos para los no entrados en la materia.

      Por otro lado, ¿no encontrar efectividad en una terapia no te parece lo mismo que demostrar su inefectividad? No sé dónde ves la diferencia…

      Hay muchos estudios que demuestran que el reiki no es efectivo, pero debido al sesgo que existe en ciencia de publicar mayoritariamente resultados positivos, seguro que no se han publicado todos los que hay. Aquí van algunos:

      http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12614528

      http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18991519

      http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18410352

      http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19922247

      Y fíjate la cantidad de años que llevan pidiendo que se hagan estudios de alta calidad para demostrar si efectivamente el reiki funciona o no. ¿Por qué no se hacen?

      1. Pablo

        Gracias por los enlaces.

        Estaría genial que se hicieran esos estudios de alta calidad, y no sólo que sean de alta calidad si no que se pueda acceder a su metodología detallada de cara a poder reproducirlos.

        Por otro lado, yo veo la diferencia entre no encontrar efectividad y demostrar que no es efectivo, esto me recuerda a que tuve este mismo debate con algunos de mis compañeros de clase hace tiempo jeje. Para mi el tema está en que no encontrar efectividad significa que no hemos sido capaces de encontrarla, pero que puede existir ya que se escape de nuestra capacidad de medida. Demostrar que no es eficaz, para mi, equivale a hechos como encontrar algún mecanismo en su funcionamiento que haga imposible que esa acción tenga esa consecuencia, por ejemplo ¿si salto desde 30 cm de altura sobre un muelle gigante voy a hundirlo 40 centímetros? No, si sé que los valores de mi peso, la aceleración de la gravedad y la constante de elasticidad del muelle predicen un resultado diferente.

        En fin, que desde mi punto de vista, para refutar algo, hay que conocerlo bien. No dudo de que la imaginación humana, y nuestras capacidades más artísticas, emocionales o instintivas a veces se nos desbocan un poco y que pueden llevarnos a conclusiones inadecuadas (o lo que es peor, a evaluar equivocadamente mis mejores opciones para intentar curar un cáncer), pero de momento me quedo con la idea de estar abierto a esas posiblidades.

    2. Kiwito

      Pues en mi facultad, en sexto y después preparando el MIR había unas clases de epidemiología y bioestadística que te dejaban estos conceptos bien claros. Te recomiendo que des un repaso al concepto de Medicina Basada en la Evidencia. No puedes permitirte ejercer sin tenerlo claro.

      La carga de la prueba recae sobre el que afirma.

      1. Pablo

        Ok, la revisaré.

        De todos modos, como médico del servicio nacional de salud ejerceré de acuerdo con la lex artis dominante en el sistema, ya que es lo que me conviene. Y eso no creo que me quite de quedarme a gusto conmigo mismo.

  6. Daniel L.

    cuando las farmacéuticas no manejen el “cotarro” mundial y la medicina no sea un negocio me creeré la información oficial a pies juntillas. mientras tanto, me permitiré a mi mismo (ya que los demás no me lo permiten) dudar de ella y buscar información y medicinas alternativas.
    cuando se reconozcan la inmensa cantidad de veces que la medicina oficial ha fallado, sus medicamentos han matado o empeorado enfermedades o se reconozca el negocio del vih, de las vacunas, de las curas del cáncer escondidas en el cajón, el engaño del síndrome tóxico (que intentaron colarnos otra vez con los pepinos) o la alianza entre políticos-medios-farmacéuticas para timarnos con la gripe A… igual entonces creeré ciegamente en la medicina oficial.

    1. Shora

      Las malas prácticas que puedan ocurrir entre la medicina y las farmacéuticas no invalidan el funcionamiento real de muchos medicamentos y, mucho menos, validan a las medicinas alternativas (que también son un negocio, no sé por qué no se dice). Y no se trata de creer ciegamente en nada. Igual que hoy yo critico a las medicinas alternativas también he criticado medicamentos o vacunas porque había razones para ello. Ojalá la salud no fuera un negocio, y la atención sanitaria y el desarrollo de tratamientos fuera totalmente público y sin intereses económicos, pero eso es una utopía hoy en día…

  7. Daniel L.

    la censura de comentarios respetuosos pero con diferente opinión dice mucho de todo esto.
    suerte

    1. Shora

      No censuro ningún comentario que sea respetuoso, sea de la opinión que sea. El comentario simplemente se había quedado en moderación para aprobarlo (esto permite evitar spammers y gente poco respetuosa).

  8. José Trujillo Carmona

    Pablo: En la investigación científica es bien sabido que no es posible demostrar la inexistencia de algo. Te limitas a no encontrarlo. Russell ya demostró que no es posible demostrar que no hay una pequeña tetera microscópica orbitando entre venus y el sol (aproximadamente es así su propuesta). Siempre se puede argumentar que es demasiado pequeña para ser detectada. Si no encuentras un efecto terapeútico en un ensayo suficientemente amplio, lo razonable desde que Guillermo de Occam formúla su propuesta denominada Navaja de Occam, es asumir que no existe: un efecto imperceptible y un efecto inexistente es los mismo a efectos prácticos.

    1. Pablo

      Cierto jeje, se me estaba ocurriendo algo parecido mientras escribía la respuesta a Shora.

      De todos modos, creo que eso tiene una excepción y es la que intenté ejemplificar en mi anterior respuesta. Es decir, los procesos que usan leyes bien conocidas.

      Al final, me quedo en las mismas. ¿Tan mal soportamos la duda los humanos? ¿Preferimos creer en la solución más sencilla a dejar la respuesta en blanco?

      Por supuesto, como decía antes, creo que las decisiones hay que tomarlas en base a lo que sabemos o creemos con mayor certeza, las cosas sobre las que se duda, se pueden usar si no hacen daño o si no evitan que se usen otras que pueda beneficiar.

  9. Shora

    Obi:

    “¿Cómo valoras tú eso? ¿Que una persona no es libre, o lo hace por ignorancia? Las personas que recurren a esas terapias es por algo, y en primer lugar por querer sanarse y no entiendo como se puede reducir a que “son ignorantes” o “no son libres”. Sólo he querido señalar que no me parece un buen enfoque del tema; esa actitud es de la que rehuyen los pacientes. Y en ningún momento he dicho que defienda las terapias alternativas o que me lo haya toma”

    Pues si a ti te parece un insulto decir que una persona que toma una decisión desde la ignorancia no está siendo libre, apaga y vámonos. Es un concepto básico filosófico que se puede aplicar a todas las esferas de la vida.

    Sobre las medicinas alternativas, hay dos motivos principales que llevan a los pacientes a recurrir a ellas:

    -La ignorancia
    -La desesperación

    Y que a ti no te guste que evidencie algo que es totalmente cierto es del todo irrelevante.

Los comentarios han sido desactivados.

Leer entrada anterior
Sobresueldos
¿Qué tienen en común los políticos del PP y los médicos de Massachusetts?

El lunes pasado, el PP reconoció por primera vez que sus cargos públicos reciben sobresueldos (uy, perdón, sueldos, según Floriano)....

Cerrar