La corrección política de la OMS hacia las pseudoterapias roza la servidumbre

Colaboración con eldiario.es.

Cupping

La primera Cumbre Mundial sobre Medicina Tradicional ha generado numerosas críticas en las redes sociales. El evento, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Gobierno de la India, tuvo lugar los días 17 y 18 de agosto en la ciudad de Gandhinagar, al oeste de dicho país. La institución sanitaria ha justificado la cumbre defendiendo que medicinas tradicionales como la homeopatía, la osteopatía, la acupuntura o la naturopatía son la primera parada para la salud y el bienestar de millones de personas alrededor del mundo: “Han sido un recurso integral para la salud en los hogares durante siglos. La OMS trabaja para reforzar la base de evidencia científica de la medicina tradicional, reforzando su seguridad y eficacia”.

Precisamente, el organismo sanitario se ha defendido de las acusaciones sobre estar promocionando diversas pseudoterapias afirmando que busca que la medicina tradicional esté basada en la ciencia y defiende que se construya una sólida evidencia científica en torno a ella para regular y estandarizar sus prácticas e integrarlas en los sistemas sanitarios.

No obstante, muchos hemos apreciado el evento y su difusión pública como una publicidad positiva y acrítica de las medicinas alternativas, señalando el supuesto valor de estas, mientras se pasa por alto los numerosos hechos y pruebas en contra de estos tratamientos.

Seguir leyendo en: La corrección política de la OMS hacia las pseudoterapias roza la servidumbre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *