14 respuestas

  1. juan haldudo
    2 febrero, 2007

    Ya. ¿Y no será por la influencia de los cristales del agua cerebral.. .? 😉
    Saludos y suerte con los exámenes.

  2. Pronetpc
    2 febrero, 2007

    Yo creo que la sensacion que me produce la lengua al acariciar el cielo de la boca se podria describir como cosquillas ¿no?

  3. dargor
    3 febrero, 2007

    Tienes razón, hace tiempo que no te leíamos. En cuanto al artículo yo creo que hay algo de sentido común porque… para qué reírnos si sabemos que nosotros nos vamos a provocar? Por lo menos es para mí muy difícil reír solo, siempre preciso de alguien que me cuente un chiste o me haga cosquillas :) . Claro que no lo había pensado de esa forma, como se expone en el post. Un saludo

  4. La Otra Chilanga
    3 febrero, 2007

    A mí me genera, sin embargo, una duda. Si el factor sorpresa es determinante, ¿qué sucede cuando alguien nos hace cosquillas aun sabiendo nosotros que va a hacerlo? ¿Cómo es que lo logra? ¿Qué reacción despliega el cerebelo? Es evidente que en este caso no hay engaño ni retardo. Saludos. ¡Qué bueno leerte de nuevo!

  5. anaccapote
    3 febrero, 2007

    que interesante¡¡¡¡¡¡ pues fijate que una vez si pensé que por qué uno a si mismo no se hace cosquillas y ya ves tú lo que era¡¡¡ que curiosidad mas curiosa. Nunca te acostarás sin saber algo nuevo¡¡¡¡.

  6. Evil Preacher
    3 febrero, 2007

    Se me ocurren otras cosas que son más agradables cuando te las hace otra persona… esas maquinillas robot de cosquillas serían un negocio XD

    Ánimo con los exámenes.

  7. Shora
    3 febrero, 2007

    Pronetpc:

    “Yo creo que la sensacion que me produce la lengua al acariciar el cielo de la boca se podria describir como cosquillas ¿no?”

    Supongo que te refieres al paladar. Yo por más que lo intento, no puedo hacerme cosquillas y menos ahí 😛

    La Otra Chilanga:

    “A mí me genera, sin embargo, una duda. Si el factor sorpresa es determinante, ¿qué sucede cuando alguien nos hace cosquillas aun sabiendo nosotros que va a hacerlo? ¿Cómo es que lo logra? ¿Qué reacción despliega el cerebelo? Es evidente que en este caso no hay engaño ni retardo”

    Sabemos que nos van a hacer cosquillas, pero desconocemos el momento justo (que es por lo que funciona también el robot que hace cosquillas). La sorpresa es menor, claro, pero sigues sin saber cuando te van a hacer cosquillas. Y por eso el cerebelo no discrimina esa situación.

    Gracias a Juan y a Evil por los ánimos 😛

  8. rakhely
    6 febrero, 2007

    yo soy de las personas que sólo con ver a otro con intención de hacerme cosquillas ya me estoy destornillando de risa y es que no puedo evitarlo, lo que si me he dado cuenta es que no todo el mundo me hace cosquisllas, ni yo las tengo en todo momento, sobre todo las sufro cuando estoy relajada, si estoy cabreada o en tensión por algo no suelo tene cosquisllas. 😉

  9. Balcius
    6 febrero, 2007

    Totalmente de acuerdo, Shora. De hecho, las cosquillas son hasta cierto punto una demostración de desconfianza. Los mismos actos que procediendo de una determinada persona causan cosquillas, procedentes de otra y en otras circunstancias son inmensamente placenteros y son de hecho parte de retozos de los que se disfruta y … bueno, eso.

    Si tu pareja siente cosquillas cuando debiera sentir otra cosa, mal síntoma, mejor sentarse a hablar.

  10. comprar
    7 febrero, 2007

    Acariciar el cielo de la boca como dice Pronetpc, produce cosquillas muy fuertes y mas al cabo del rato que le vas dando.
    Yo tengo un hermano gemelo y las veces que hemos provado a darnos masajes uno al otro, no podiamos por las cosquillas, y lo que es cierto es que hay entre miedo y otras cosas mas.

  11. Shora
    7 febrero, 2007

    Balcius:

    ” Los mismos actos que procediendo de una determinada persona causan cosquillas, procedentes de otra y en otras circunstancias son inmensamente placenteros y son de hecho parte de retozos de los que se disfruta y … bueno, eso”

    jejeje, sí, según el contexto de las “cosquillas” los efectos son muy diferentes. Se entende perfectamente la idea aunque la dejes a medias 😛

  12. Atuina
    18 marzo, 2007

    Supongo que esto generaliza, porque en mi caso es muy diferente. No puedo soportar que otra persona me haga cosquillas, es difícil que consiga hacérmelas, pero si llegará a conseguirlo, no me río, sino que me enfado.. Por otro lado, la sensación de cosquilleo que a veces se siente cuando alguien te acaricia, esa con la que no reís pero te estremeces por que te crea unas “cosquillas” diferentes, es muy fácil de encontrármelas e incluso puedo producírmelas yo misma sin la necesidad de concentrarme.. y donde más tengo es en los labios..
    No se si seré un bicho raro..

    P.D.: Acabo de descubrir tu blog, y me parece muy interesante!! Me gusta!! Sigue así!! 😉

  13. Shora
    18 marzo, 2007

    Atuina:

    El componente psicológico tiene también su importancia. Si tú percibes a las cosquillas de esa forma, es normal que reacciones también así.

    Muchas gracias por los ánimos :)

  14. hanayima…
    2 octubre, 2007

    un robot que hace cosquillas, eso si que es raro, no?

Volver arriba
móvil escritorio