La bacteria Clostridioides difficile se vuelve más virulenta al cooperar con otras bacterias del intestino

Colaboración con Investigación y Ciencia.

C. difficile

Entre el 0 y el 3 por ciento de la población adulta sana alberga en el intestino la bacteria Clostridioides difficile, sin que le ocasione ningún problema para la salud. Sin embargo, los tratamientos con antibióticos y las estancias en el hospital provocan la muerte de bacterias beneficiosas que forman parte de la microbiota intestinal. C. difficile aprovecha esta situación (de ahí que se considere una bacteria «oportunista») para invadir el intestino grueso y provocar infecciones graves.

Este microorganismo libera, además, toxinas que pueden causar importantes daños en el epitelio intestinal. Tanto es así que C. difficile es la primera causa de diarrea en pacientes adultos hospitalizados y provoca la muerte de entre el 5 y el 10 por ciento de los afectados. Los ancianos, que constituyen el 90 por ciento de los casos, son la población más vulnerable. Se estima que, cada año, esta bacteria causa más de 150.000 infecciones y en torno a 8400 muertes en Europa.

La microbiota intestinal es un complejo ecosistema microscópico en el que infinidad de microorganismos interaccionan entre sí. Aunque se conocen algunos detalles sobre estas interrelaciones, gran parte de este mundo sigue siendo desconocido, sobre todo en cuanto a su influencia en determinadas enfermedades.

Seguir leyendo en: La bacteria Clostridioides difficile se vuelve más virulenta al cooperar con otras bacterias del intestino

Un comentario sobre «La bacteria Clostridioides difficile se vuelve más virulenta al cooperar con otras bacterias del intestino»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *