La pandemia de COVID-19 da pistas sobre la misteriosa enfermedad de Kawasaki

Colaboración con Investigación y Ciencia.

Enfermedad de Kawasaki

La enfermedad de Kawasaki, caracterizada por la inflamación autolimitada de los vasos sanguíneos (vasculitis), está rodeada de incógnitas. La hipótesis principal es que se trata de una dolencia autoinmunitaria, pero tanto el desencadenante como el mecanismo por el cual la respuesta inmunitaria provoca daños en el cuerpo humano son desconocidos.

Algunos estudios apuntan a que diferentes microorganismos (como virus o bacterias) o sustancias contaminantes podrían ser responsables del inicio de la enfermedad en individuos predispuestos por su genética y edad. En ese sentido, los niños menores de cinco años y de familias asiáticas tienen un riesgo mucho mayor de padecerla. En Japón, donde la incidencia es mayor, cada año se diagnostican 330 casos por cada 100.000 niños menores de cinco años. Se desconoce la incidencia general en España, pero la registrada en Cataluña entre los años 2004 y 2013 es de 8 casos por cada 100.000 niños menores de cinco años.

La pandemia de COVID-19, que ha causado grandes cambios en el comportamiento de los niños y ha disminuido la exposición a diferentes agentes, tanto infecciosos como contaminantes, arroja pistas valiosas sobre la posible causa de la enfermedad de Kawasaki. Un reciente estudio, cuyos resultados se han publicado en la revista JAMA Network Open, ha evaluado la variación de esta dolencia en Estados Unidos (EE.UU.) debido a las condiciones excepcionales de esta gran crisis sanitaria.

Seguir leyendo en: La pandemia de COVID-19 da pistas sobre la misteriosa enfermedad de Kawasaki

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.