Descubren una nueva fuente de potenciales fármacos a partir de hongos

Colaboración con Investigación y Ciencia.

Molécula

La naturaleza es una fuente esencial para el descubrimiento de nuevos fármacos. Se estima que en torno al 35 % de los medicamentos comercializados en la actualidad proceden, de forma directa o indirecta, de animales, plantas o microorganismos. Uno de los ejemplos históricos más notorios de la importancia de la naturaleza como potencial despensa de medicamentos es el descubrimiento del primer antibiótico: la penicilina. El científico Alexander Fleming se topó de casualidad con esta molécula al limpiar placas de Petri sucias. Allí donde crecía cierto tipo de moho, morían las bacterias. El responsable era el hongo Penicillium chrysogenum, que produce la penicilina. Fleming diría, años después de su descubrimiento por serendipia, que «A veces, uno encuentra lo que no está buscando».

Un equipo internacional de científicos, procedentes de Japón, China y Alemania, han encontrado, como Fleming, lo que no estaban buscando: una potencial fuente de fármacos a partir de la investigación de hongos. En concreto, han identificado un nuevo mecanismo enzimático para la producción de triterpenos que no requiere una molécula (el escualeno) que se pensaba esencial. Los detalles de su estudio se han publicado en la revista Nature.

Los triterpenos son moléculas orgánicas muy diversas, formadas por 30 átomos de carbono. Hasta la fecha, se han descubierto más de 20.000 triterpenos y están presentes en todos los reinos de los seres vivos: animales (incluyendo a los humanos) plantas, bacterias, hongos… Sin embargo, estos compuestos destacan por su amplia distribución en el reino vegetal, donde desempeñan múltiples funciones vitales. Entre ellas destaca la protección de las plantas frente a plagas o condiciones ambientales adversas.

Seguir leyendo en: Descubren una nueva fuente de potenciales fármacos a partir de hongos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.