Relato descarnado de nuestra ignorancia sobre la depresión

Colaboración con eldiario.es

Depresión

La depresión es uno de los grandes males de las sociedades occidentales. En la actualidad, se estima que más de 300 millones de personas en el mundo padecen este trastorno, que se ha convertido en la principal causa de discapacidad. Solo en nuestro país, más de dos millones de personas sufren depresión. Esta afecta más a las mujeres que a los hombres (por cada caso diagnosticado en hombres, se identifican dos en mujeres). Además, este trastorno de la salud mental puede multiplicar hasta 21 veces el riesgo de suicidio. De hecho, entre el 60 y el 90% de los suicidios en España se producen en personas que padecían depresión.

Esta preocupante panorámica actual es aún más sombría cuando se enmarca en el contexto de las últimas décadas: la depresión ha ido al alza en casi todo el mundo, así como el consumo de medicamentos antidepresivos. Una situación que se ha agravado de forma drástica con la irrupción de la pandemia de COVID-19. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia mundial de depresión aumentó un 25% en 2020. Las causas principales que se barajan para ese incremento son el aislamiento social por los confinamientos y las restricciones en la movilidad y en las reuniones, la incertidumbre sobre el futuro laboral y económico, el fallecimiento de seres queridos, el miedo al contagio o a contagiar a otras personas…

No pocas personas podrían pensar que deberíamos saber mucho sobre la depresión, al ser un trastorno mental tan frecuente y con tanto impacto en las sociedades occidentales. Desafortunadamente, no es así; en absoluto. Diversas cuestiones vitales en torno a la depresión son todavía un enigma y esto es un grave problema tanto para su diagnóstico como para su tratamiento.

Seguir leyendo en: Relato descarnado de nuestra ignorancia sobre la depresión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *