Sangrados menstruales más intensos tras la vacunación contra la COVID-19

Colaboración con Investigación y Ciencia.

Menstruación

El escrutinio científico y social que han recibido las vacunas contra la COVID-19 ha sido excepcional, tanto antes como después de su comercialización. Los ensayos clínicos que evaluaron su eficacia y seguridad se realizaron, en conjunto, sobre centenares de miles de personas. Más tarde, tras la aprobación de las agencias de medicamentos, se realizó una estrecha farmacovigilancia para detectar posibles efectos adversos infrecuentes que no se hubieran identificado en los estudios previos. Sin embargo, una faceta importante para la salud de las mujeres ha sido ampliamente ignorada al estudiar las vacunas contra la COVID-19: la menstruación.

La evaluación científica de estos medicamentos sufrió, una vez más, un importante sesgo de género al pasar por alto un fenómeno biológico que aparece en el 50 por ciento de la población mundial: el ciclo menstrual. Los protocolos de los ensayos clínicos de las vacunas no suelen preguntar por las alteraciones en el ciclo hormonal o el sangrado menstrual de las voluntarias. A ello se unió que los sistemas de farmacovigilancia tampoco evaluaron esos efectos al no considerarlos importantes.

A pesar de esta falta de conocimiento, multitud de mujeres de diferentes lugares del mundo declararon de forma pública sufrir alteraciones en el ciclo menstrual tras recibir las vacunas. Sin embargo, como este efecto adverso no se había registrado de forma sistemática en los estudios previos, las farmacéuticas no podían tranquilizar a las mujeres ni aclararles si era un fenómeno esperable o simplemente una coincidencia. Por otra parte, en los medios de comunicación, los médicos y los expertos en salud pública explicaron que no existía «un mecanismo biológico» o «ningún dato» que respaldara una relación entre la administración de las vacunas y cambios menstruales. En otros casos, los expertos comentaban que probablemente esas alteraciones eran resultado del «estrés».

Seguir leyendo en: Sangrados menstruales más intensos tras la vacunación contra la COVID-19

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.