Me he vacunado, ¿y ahora qué? Lo que sabemos y lo que no sobre inmunidad y contagios

Colaboración con eldiario.es.

Vacuna

¿Qué probabilidades hay de que sufra efectos adversos? ¿Si no he tenido ningún efecto adverso significa que mi sistema inmunitario no ha respondido a la vacuna? ¿Qué tratamiento debería tomar para aliviar los efectos adversos frente a la vacuna? En un primer artículo respondíamos a estas preguntas habituales entre quienes han recibido alguno de los sueros disponibles en España. Pero queda bastante por explicar sobre lo que sabemos (y lo que no) de los efectos de la inmunización a medio y largo plazo.

¿Debería hacerme una prueba de anticuerpos para asegurarme de que estoy protegido de la COVID-19 tras vacunarme?

Por ahora, todas las vacunas comercializadas contra la COVID-19 tienen una eficacia muy elevada a la hora de proteger frente a la enfermedad. Así, prácticamente todas las personas vacunadas evitan la muerte o síntomas graves por el virus SARS-CoV-2 semanas después de haber completado su pauta de vacunación. En cualquier caso, estos tratamientos preventivos no tienen una eficacia del 100% y determinadas personas, por varias razones, no llegan a desarrollar una protección inmunitaria suficiente contra la COVID-19. Ante este hecho, hay quienes se preguntan si tiene sentido realizarse una prueba de anticuerpos para asegurarse de que están efectivamente protegidas frente al coronavirus.

Desde un punto de vista sanitario, no tiene sentido realizarse una prueba de anticuerpos semanas después de haberse vacunado. La primera razón es que una persona puede haber desarrollado una protección inmunitaria robusta y tener anticuerpos bajos o indetectables. Esto se debe a que la protección al coronavirus se debe a diversos factores más allá de los anticuerpos, como la inmunidad celular mediada por linfocitos T. Tampoco hay que olvidar que los niveles de anticuerpos en sangre van bajando poco a poco con el tiempo. Por otro lado, estudiar los linfocitos T de cada persona vacunada no sería factible, más allá del terreno de la investigación, porque requeriría análisis muy lentos y costosos.

Seguir leyendo en: Me he vacunado, ¿y ahora qué? Lo que sabemos y lo que no sobre inmunidad y contagios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Vacunación
Me he vacunado, ¿y ahora qué? Los efectos secundarios

Colaboración con eldiario.es. Las vacunaciones masivas contra el virus SARS-CoV-2 van cogiendo ritmo en cada vez más países del mundo....

Cerrar