Asesinados por vacunar: los crímenes contra sanitarios dificultan la erradicación de la polio

Colaboración con eldiario.es.

Vacuna polio

El pasado jueves 24 de febrero, ocho profesionales sanitarios fueron asesinados en cuatro localizaciones diferentes en el norte de Afganistán mientras se encontraban vacunando a la población infantil, según informa un equipo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La autoría de este conjunto de crímenes aún no se ha esclarecido. La atrocidad ha obligado a la ONU a suspender la campaña de vacunación de polio que había comenzado tan solo unos días antes en las provincias de Kunduz y Takhar. Esta última campaña en Pakistán iba dirigida a inmunizar a casi 10 millones de niños menores de cinco años.

El director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Mediterráneo oriental, Ahmed Al-Mandhari, advierte de que esto dejará a miles de niños desprotegidos y expuestos a una enfermedad que pone en riesgo la vida y puede ocasionar una parálisis permanente: «Estos actos cobardes a la larga solo dañan a niños inocentes, a los que se les debería dar toda oportunidad para vivir a salvo y con salud».

Además de la ONU, la OMS ha condenado con dureza los asesinatos y expresado sus condolencias a las familias y amigos de los fallecidos: «Esta violencia sin sentido debe parar inmediatamente y aquellos responsables deben ser investigados y llevados a la justicia. Estos ataques son una violación de la ley humanitaria internacional».

Seguir leyendo en: Asesinados por vacunar: los crímenes contra sanitarios dificultan la erradicación de la polio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.